No veremos en su cartel a nombres como Radiohead, Beach House y Dinosaur Jr, ni tampoco lo pretende. El Primavera Club es un evento para conocer, descubrir y seducirse, para dejarse llevar.

Si hay algo peor que el final del verano ese es el final de los festivales de verano. Poder ver a algunos de tus artistas predilectos en un mismo día, envuelto en el sentimiento y vibra especial de todos los que te rodean es algo que puede alcanzar cuotas cuasi místicas y religiosas. A medida que se apaga el verano, esta oferta disminuye drásticamente y queda relegada a algunos pequeños festivales que se realizan de manera esporádica y en muchos casos, no gozan de todo el apoyo que merecen. Por suerte para nosotros, siempre hay eventos que año tras año siguen apostando por el mismo formato, siendo fieles a sus modelos y dando al público exactamente lo que piden.

Una imagen de color pastel con texto

Un ejemplo perfecto de esto es el Primavera Club. Para quien no lo conozca, este festival podría ser considerado como el hermano pequeño del Primavera Sound. No veremos en su cartel a nombres como Radiohead, Beach House y Dinosaur Jr, ni tampoco lo pretende. Su ajustado presupuesto (ocho veces menor que el del Primavera Sound) tampoco es algo que se lo permita, y es en ese punto donde uno tiene que valorar ante qué tipo de festival se encuentra. Porque el Primavera Club es un evento para conocer, descubrir y seducirse, para dejarse llevar.  Organizado a lo largo de tres días y con una localización centralizada en la sala Apolo de Barcelona, el festival apuesta fuertemente por artistas emergentes, con un par de discos  como máximo en su haber y en varios casos, tan solo un EP de cuatro canciones. Esa es la magia del evento, la de conocer los gustos de unos programadores que año tras año se han ganado nuestro respeto con un criterio ecléctico, vanguardista y exquisito.

Aunque en un cartel pesa siempre el conjunto, uno no puede mirar a otro lado cuando ve que algunas de las bandas más interesantes de la escena alternativa van a pasearse por el escenario de la sala Apolo durante estos días. Mucho que rascar de una programación en la que se apuesta fuertemente por la escena nacional con bandas como Kosmos, El lado oscuro de la broca, Museless, Extrarradio, Graham, Gudar, Yumi Yumi hip hop  o Retirada! entre otros. Como en todo buen festival, los solapes entre conciertos están a la orden del día y lamentablemente no podremos disfrutar de todo lo programado. Debido a esto toca organizarse y dar prioridad a algunos grupos sobre otros. Aquí va nuestra de las cinco bandas que no puedes perderte en este festival.

5.Porches (Estados Unidos)

Cinco hombres de pie

Si hay un género que suele ganar como pocos en directo es la electrónica. El proyecto de Aaron Maine aterrizará en la sala apolo el último día para presentar su nuevo trabajo, Pool (Domino, 2016), uno de los discos más estimulantes de este año que le ha hecho ganarse comparaciones directas con gente como Majical Cloudz, James Blake o Real Lies. En directo vendrá acompañado de dos sintes, guitarra y bajo, por lo que su sonido ganara en matices y texturas. Una de las propuestas con mayor recorrido de todo el festival.

  1. Lucy Dacus (Estados Unidos)

Una joven de labios rojos y blusa azul

Alabada por la crítica en este último año, la norteamericana nos presentara su nuevo trabajo, No Burder (Matador records, 2016) una de esas artistas que tiene un sonido deudor del indie rock americano de la década de los noventa y que parece haber encontrado en su single I don’t wanna be funny anymore ese hit que le permita entrar en los hogares de un público que desea empaparse en ese sonido nostálgico. Desde luego, es de lo que más esperamos.

 

3.PAVVLA (España)

Niña con cabello rubio y mirada fija

Detrás de PAVVLA encontramos a Paula Jornet, una jovencísima actriz y cantante catalana  que opta por la construcción de capas a través del lirismo musical en busca de un sonido que recuerda a gente como Daughter o Lana del Rey y que llegará al Primavera Club a presentar su primer álbum, Skin (Luup Records, 2016) que será lanzado al mercado a finales de año. Hasta el momento solo ha compartido dos temas de dicho álbum, entre ellos la preciosa Young que os dejamos aquí abajo. Uno de los talentos españoles con más proyección de esta edición.

 

 2.Public Access TV (Estados Unidos)

Un bus escolar, un carrito de compras y cuatro muchachos

Una de esas bandas llamadas a ser uno de los referentes dentro del rock en los próximos años. No en vano, en su corta carrera ya han girado con bandas como The Strokes o Weezer y se han ganado comparaciones directas con ellas, al igual que con otras formaciones míticas como T-Rex o The Ramones. Como no podía ser de otra manera, Public Access TV son neoyorkinos y tras lanzar hace un par de años potentísimos singles como In the Mirror o Hangin’ Around, este año por fin podremos conocer su Lp debut, Never Enough. Esperemos que el hype no les pase factura.

 

1.Minor Victories (Estados Unidos)

Cuatro jovenes recostados en la pared de un exterior

El nombre con mayúsculas de esta edición. ¿Que podría salir de la mezcla de Rachel Goswell (Slowdive) y Stuart Braithwaite (Mogwai) ? Pues os lo diré, una absoluta genialidad. El Lp debut  de Minor Victories  es probablemente uno de los discos que más he quemado a lo largo de este 2016, y no es para menos. Un potentísimo arranque con la enigmática Give up the Ghost, pasando por la contundente A Hundred Ropes para derivar en pasajes más tiernos como los de la bellísima Folk Arp son muestra de que estamos ante un disco ecléctico y redondo de unos músicos en plena madurez creativa y personal que esperamos, sigan dándonos alegrías en el futuro. Solo la presencia de esta banda justifica el festival por sí solo.

Esto y mucho más, es solo un aperitivo de lo que nos espera en un festival con sonido y sabor propio. A lo largo de los próximos días, os iremos contando nuestras impresiones del evento a través de nuestra cobertura de tres días.

 

 

THE END MAGAZINE