Luego de siete meses, Brad Pitt logró conseguir que David Fincher llegara a un acuerdo con Paramount Pictures para dirigir la continuación de Guerra mundial Z (World War Z; 2013).

Parecía que el proyecto jamás empezaría, pues se presentaron percances como lo fue perder al director contratado al principio, J. A. Bayona (Lo imposible, 2012), que pasó a dirigir Jurassic World 2 (2018),  y luego al ser removida del calendario de Paramount debido al divorcio de Pitt.

David Fincher y Brad Pitt en el estreno de El curioso caso de Benjamin Button, en París.

Ahora todo parece tomar forma y, aun sin fecha de estreno, la suposición mas acertada sería para el verano de 2019, si no ocurre otro percance.

Esta será la cuarta colaboración entre Fincher y Pitt, luego de Siete pecados capitales (Se7en, 1995), El club de la pelea (Fight Club, 1999) y El curioso caso de Benjamin Button (The Curious Case of Benjamin Button, 2008), y sería la primera película que el realizador estadounidense dirige desde Perdida (Gone Girl, 2014).

Esta será la segunda vez que mete las manos en una franquicia, luego de que su debut como director fuera la tercera entrega de Alien, en 1992. Recientemente completó el capítulo piloto de su nueva serie en Netflix, Mindhunter, que se estrenará en octubre.

 

Fincher junto a Pitt y Edward Norton en el set de El club de la pelea

THE END MAGAZINE