Cuando hablamos de la trilogía de Matrix (1999 – 2000) inevitablemente se nos viene a la cabeza la imagen de Neo esquivando balas (Bullet-time) y las incontables alusiones a esta escena icónica del cine contemporáneo: Shrek, South Park, Los Simpson, Scary movie, han sabido dar cuenta de la importancia de estos filmes.

Pero, ¿alguna vez nos detuvimos a pensar en la influencia que nos dejó Matrix? Al pasar de los años vemos como cada día las técnicas se vuelven más y más sofisticadas, lastimosamente para la memoria del cine en las nuevas generaciones se ha estado perdiendo la noción de lo que fuera el proceso y como evolucionaron los campos de efectos visuales, estos filmes fueron vitales para el paso a técnicas actuales a final de siglo. Hemos visto películas que contienen una influencia directa o indirecta de esta trilogía, y la ignorancia lleva a obviar dar el crédito, con desazón he sido testigo de cómo las generaciones Millennials -Sobre todo la mía- no tienen la más remota idea de la relevancia que tiene Matrix para el cine actual. Muchos desconocen o nunca vieron estas películas, o sencillamente le desprecian por no contener esa estética snob que encuentran en películas de Kubrick o Lynch, me ha pasado al preguntarle a jóvenes amigos o incluso a contemporáneos y muchos de ellos se basan en ligeras opiniones “que Keanu Reeves no es el actor más carismático” o “los efectos de hoy en día son muy superiores”, puede que tengan razón en lo último pero creo que debemos considerar el contexto y la época del cine en donde llego Matrix y revoluciono las cosas, debieron sentir lo que muchos sentíamos con esa película, a pesar de mi corta edad, esta trilogía fue una experiencia muy enriquecedora para mi ojo y estoy seguro que como a mí, a muchos nos dejó un listón tan alto para todo lo que vendría en adelante, Matrix termina de pulir un legado que comenzaron décadas antes Star Wars, Star Trek o Blade Runner, fue la mezcla perfecta entre acción, efectos visuales y trama a la que le debemos muchas cosas actualmente.

lluvia de códigos binarios. (gif)

El famoso Bullet-time de Matrix. (gif)

Aunque sienta que no tiene mucha relevancia y probablemente la mayoría de los que lean esto ya vieron Matrix, debo hacer un breve descripción que se quedaría corta para definir lo que fue la trilogía: dos mundos, uno virtual y el otro real; un joven adicto a la internet que descubre ser el elegido por un grupo de rebeldes que lucha contra el sistema de opresión creado por un ordenador y que defendido por maquinas (Centinelas); y una guerra para poder liberar a la humanidad de la falsa realidad virtual en las que los tienen atrapados durante toda su vida. Cuenta con las destacadas actuaciones de Keanu Reeves, Laurence Fishburne, Carrie-Anne Moss, Hugo Weaving, entre otros. producida por las que hoy en día se conoce como las hermanas Wachowski, Lana Wachowski/Larry y Lilly Wachowski/Andy; más allá de hablar de Matrix desde una perspectiva técnica, una de la cual fue muy rica en su momento, hoy en día se vería como hablar del apogeo del Gangnam Style. No tiene sentido hablar de lo que todos ya hablaron, algo que incluso hoy podría sonar obsoleto. Mejor nombrar algunos de los puntos que de forma superficial se apreciar y que dejaron un legado de esta la trilogía.

MATRIX, Carrie-Anne Moss, Andy Wachowski, Larry Wachowski, 1999

Claramente la influencia de Ghost in the Shell tenía que estar muy marcada. Fue la inspiración de Matrix, podríamos decir que una de las características de la trilogía es la estética CyberPunk, esta se abrió paso y dejó de ser cosa de una minoría: gabardinas de piel negra, pantalones de látex ceñidos, botas militares, piercings, gafas de sol, y demás, fueron un aliciente para la época y un lenguaje para calle. Los agentes, los hombres de negro, también tuvieron su protagonismo en la estética y daban la sensación de representaban la opresión de un sistema. Fácilmente se puede dar como cierta la premisa de que Matrix tomo temas de La caverna de Platón: las apariencias ordinarias no reflejan la realidad y que la verdad altera la vida del individuo. También podemos ver de manera directa en algunas escenas la influencia de otras obras. Por ejemplo en la escena donde Neo conoce a los niños superdotados cuando visita al Oráculo y sus guiños a la película Akira (1988). La escena donde uno de los agente Smith persigue a Neo en un mercado y dispara pero le da a una pila de sandías, se trata de un cita de Ghost in the Shell. Otra de tantas, la frase de Morpheus dice cuando le explica que el porvenir de la humanidad es convertirse en baterías no recargables, tiene un origen ilustre, viene del libro de Jean Baudrillard Simulacro y simulación. No es casualidad sea allí mismo en el que Neo esconde sus disquetes. El término Matrix como red de información, aparece en el libro Neuromante de William Gibson de 1984, Uno de los camiones que circulan en la carretera en la persecución en Matrix Reloaded, tiene publicidad de Big Endian Eggs, una referencia a Los viajes de Gulliver, novela de Johnathan Swift. A simple vista también podemos ver unas más fáciles detectar. Morpheus, el Dios del sueño;  “Sigue al conejo blanco”, Alicia en el país de las maravillas. Otras referencias un poco más profundas y de orden religioso como SIÓN  —la ciudad en Matrix—, el nombre mítico de Jerusalén; además del papel de Neo como la figura de Jesucristo, Morpheus asume la de Juan Bautista quien espera la segunda venida del mesías y Cypher, la de Judas Iscariote, quien traiciona a Neo y a sus discípulos; Thomas Anderson, el nombre verdadero de Neo, quiere decir el gemelo del hijo del hombre y en la tradición cristiana, Tomás era hermano de Jesús. Y es que las referencias llegan hasta la música: Morpheus, Trinity, Neo, 101 y 303 son todos modelos viejos de sintetizadores.

Una de las anécdotas más famosas de la película es que la Warner Brothers no tenía en sus planes —ya que nadie entendía muy bien el guión— que fuera una película de alto presupuesto. Los Wachowski solo contaban con 10 millones de dólares, y se les ocurrió la genial idea de gastarse todo el presupuesto en la primera escena —la famosa patada de Trinity—. Como resultado, los ejecutivos de Warner inmediatamente les ofrecieron un cheque en blanco que terminaría por convertir a Matrix en la obra magna que hoy en día conocemos. Otra muy sonada es el famoso casting que se hizo para la película, y del cual muchos actores de gran renombre declinaron, entre ellos uno de los que quizá más se lamentaran debe ser Will Smith quien decidió inclinarse por Wild Wild West (una de las peores de su carrera); no obstante, Jada Smith. su mujer, sí tuvo un buen desempeño dentro de la saga. Una de las cosas más llamativas de estas películas fue que durante su preproducción se hablaba ya del éxito que tendría la cinta. Varias marcas saltaron al ruedo para poder product placement dentro de ellas:  las gafas, Ray-Ban y Arnette tuvieron una puja por este motivo; pero fue finalmente Blinde quien obtuvo el visto bueno. Otra de las sorpresas la tiene el vestuario, pues aunque todos crean que se compone de exclusivos y lujosos diseños, en realidad eran muchos de ellos reutilizados de Dark City —la misma con la que tanto se le compara—:seguro un duro reto para la diseñadora de vestuario, Kym Barrett. También algunos escenarios de la cinta Dark City, como azoteas y edificios, se utilizaron en The Matrix. El registro criminal de Neo, puede apreciarse que Thomas Anderson asistió a la Owen Paterson High School, Owen Paterson es el diseñador de producción de Matrix

Bueno como no todo pueden ser flores y reza el dicho “a todo éxito de taquilla, juicio por derechos de autor” esta vez no hubo uno, sino dos acusaciones de plagio. Una por parte de Sophia Stewart, quien alegaba que tanto Terminator (1984) como Matrix eran copias de The Eye (1983); y el otro por Grant Morrison cuando aseveraba le habían copiado la imagen de The Invisibles (la verdad es que tienen estética muy similar); la polémica por el Bullet-time, muchos atribuyen su creación a diferentes películas —decían que se podía encontrar en los trabajos de Eadweard Muybridge, otros dicen que en la serie anime Speed Racer (1967). Lo cierto es que las hermanas Wachowski la conocieron por Michel Gondry en los videos para Björk, y claramente el crédito se lo llevaron ellos, pues, no por nada se ha parodiado después del estreno de Matrix en incontables ocasiones. Actualmente, las películas basadas en cómics tienen un lenguaje derivado de Matrix: la cámara lenta, los golpes en 360º, movimientos o tiros de cámara puntuales que podemos ver en películas como Batman vs Superman, Transformers The Avengers. Como también en películas no basadas en cómics como Inception (2010).

Sin duda alguna podríamos hablar muchísimo más de este tipo de cosas. Matrix sencillamente fue una película que nos quedará para siempre como la obra que terminó de abrir las puertas a un nuevo estilo en el cine, y no por nada fue ganadora de varios premios de la academia. Esperemos que los señores de Warner que están planeando llevar a cabo una nueva versión —especulan varios medios de entretenimiento—, no nos decepcionen. Aunque quizá la costumbre de tener en pedestales las películas de culto, no dejará que tenga una gran repercusión al mismo tono que la primera trilogía. Ahora bien, en vista que las nuevas generaciones no le conocen y Warner se quiere “$ ocupar de que lo hagan $” esperemos que tomen la sabia decisión y confíen esta nueva trilogía en quien se ha convertido en el mayor emblema durante estos últimos 15 años de su compañía, el señor Christopher Nolan.  Sería interesante conocer las nuevas propuestas que pudiera  traer consigo este reto a un director que nos acostumbra –por ahora– a un buen manejo de los efectos, como ya se le ha visto en Inception, Interestellar o la trilogía de Batman. Lastimosamente por ahora todo son especulaciones y los nombres que se manejan son otros. De hecho, sólo unos días después de qué el escritor Zack Penn revelara la construcción de un universo, el cual sería un spinoff del joven Morpheus y que será protagonizado por Michael B. Jordan. Por su parte, la compañía Warner Bros. ha evitado dar un comunicado al respecto, pero fuentes internas avalaron los “conceptos de un universo expandido”. Ahora, Hugo Weaving, conocido como el Agente Smith, fue cuestionado al respecto por The Guardian y aseguró que sólo regresaría si el guión es “realmente bueno”. Amanecerá y veremos. Por ahora solo nos queda reconfortarnos con los recuerdos de la maravillosa obra de las Wachowski y su legado.

THE END MAGAZINE

About The Author

JULIAN WADDY

Nacido en el 90 pero influenciado por el cine de los 80, amante de las películas bélicas y el drama, Spielberglieber. Hater del cine ligero y lo políticamente correcto.

Related Posts