En el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias número 57, mientras esperaba a la próxima función, caminaba por la ciudad amurallada, aprovechando para tomar fotos, y entre la multitud que se cruzaba, una persona inesperada pasó frente a mí. Lo reconocí inmediatamente por su barba canosa a medio afeitar y su cabeza pelada. Sin dudarlo, llame su nombre “Gaspar!” Apenas volteó, me impactó, incapaz de modular, estiré mi mano y él la estrechó; sentí al creador a punto de tocarme, lo solté, saque mi cámara y trate de apuntar, pero él no lo permitió. Le levanté el pulgar y de mi boca sólo pudo salir un “Wow!” Él, junto a la musa principal de su película y alguien que no reconocí, siguieron su camino.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

El director argentino Gaspar Noé

Gaspar Noé, cineasta franco-argentino, más reconocido por su estremecedor film Irreversible (2002), junto a Monica Bullucci, Malena (2000), y su entonces marido Vincent Cassel, Black Swan (2010). Al igual que Kubrick lo hizo con Kidman y Cruise en Eyes Wide Shut (1999), el director les propuso estelar en un film llamado LOVE. Ambos accedieron, pero después de leer el guión, que aparentemente constaba de siete páginas, no se sintieron muy cómodos al tener que compartir su intimidad con el mundo entero y las escenas de sexo real que exigía. De manera, que Gaspar les ofreció otro proyecto que no requería de sexo no-simulado, pero si acontece una violación de la que no voy a opinar.

“De allí, tomamos un viaje melancólico hacia el pasado y lo que parecía ser la relación perfecta, hasta que integran a una tercera persona, pero no sólo eso, los excesos, los engaños, el placer y los juegos, hacen del amor, “una droga dura de rehabilitar”.

Para comprender un poco a este visionario transgresor de límites y su último trabajo, me gustaría conectar lo que lo ha llevado a finalizar lo que comenzó. En Carne (1991), no siendo su primer proyecto,  la arteria conductora que lo motiva todo es la sangre. Aquella naturaleza animal del ser humano por derramarla, lo que conduce a su mismo protagonista Philippe Nahon a continuar Sólo Contra Todos (1998), donde la única condena del corazón es no poder amar, pero el tiempo destruye esta historia con lo Irreversible, donde nos muestra lo indiferente que es el universo con la vida, que luego se conecta con la alucinante Enter The Void (2009) y el viaje inevitable de la muerte, con los actores Paz de la Huerta y Nathaniel Brown. Finalmente vuelve a renacer con la opera prima-pornográfica de LOVE (2015).

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

Love (2015)

El film cuenta en líneas paralelas, el amor pasado y presente de Murphy, interpretado por Karl Gusman, The Neon Demon (2016) y Aomi Muyok que interpreta al personaje de Electra, una nueva cara dentro de la industria, que igual a Klara Kristin (Omi), conocieron al director en una fiesta. A diferencia de sus anteriores películas, donde la narrativa se desarrolla de forma lineal, al revés o al azar, ésta se mantiene enfocada en mostrar, cíclicamente, las consecuencias de creer que un amor te puede inmortalizar. Llevados a seguir los impulsos del corazón, los dos personajes son atraídos a transformar toda realidad en una fantasía, la que termina interponiéndose y ,tristemente, destruyéndolos.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

El abismo entre dos mundos : Love (2015)

LOVE, fue presentada fuera de competición en la sección de media noche del Festival Internacional de Cannes 2015, cuando un bebe no deseado se anuncia tipo película de horror género-B, con el tema “School at Night” de Goblin para Profondo Rosso (1975). De allí, tomamos un viaje melancólico hacia el pasado y lo que parecía ser la relación perfecta, hasta que integran a una tercera persona, pero no sólo eso, los excesos, los engaños, el placer y los juegos, hacen del amor, “una droga dura de rehabilitar”.

Obsesionado con hacernos volar a través de la imagen, a éste provocador le gusta también estrellarnos contra el muro de la realidad, la que nos conduce a través de túneles, vórtices y ese universo al que tanto tememos, confrontándonos con la vida y la muerte, que se manifiesta en el inconsciente y su deseo de vivir, donde pasiones como el odio y el amor se hacen ambivalentes, que, de igual forma cómo te liberan, también te condenan. Ya sea ficción, basado en “El libro Tibetano de los Muertos” o sacado de la vida misma, LOVE es sin duda su obra más personal, con la que pretendía mostrar el amor tal y como es, explícito.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

La naturaleza escondida : Love (2015)

La cámara siendo un portal hacia lo desconocido, ha logrado cruzar las fronteras técnicas de lo visual, reinventando lo ya visto en otros filmes como Touch of Evil (1958), Taxi Driver (1976), Opera (1987) ,Shcramm (1993), o Wings of Desire (1987), lo que ha llevado a que los planos secuencia, cenitales, subjetivos con movimiento, den giros de 180º, cambiando por completo nuestra percepción. Esta vez no se quedó atrás y el siguiente paso fue la tercera dimensión. Gaspar estuvo experimentando, tomando fotos con cámaras 3D y finalmente logró conseguir los equipos subsidiados por el gobierno francés. La película aunque independiente, no deja de tener ese tono comercial que le da cierta cualidad, en donde lo carnal, jamás fue tan delicioso y sensual, en este mundo desconocido del amor sin censura.

Como es de esperarse, mucha polémica surgió, no sólo con la clasificación de la película que fue no apta para menores de 17 años, sino también por un afiche que se coló por la red, el que causó un Big Bang con la imagen de una eyaculación. Cinco fueron los posters que subí a Facebook, incluyendo éste, que parecían sacados del film Querelle (1982) de R.W. Fassbinder.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

Posters de la pelicula Love (2015)

Al cabo de unos días, bloquearon mi cuenta por 24 horas. Lo que me da a entender que todavía lo natural es visto como anormal. Claro que Gaspar insatisfecho, al no poder darle la oportunidad a otras generaciones de experimentar lo que ellos ven por Internet todos los días, sugirió bajar la restricción a mayores de 12 años, que a mi parecer, es sólo un porno artístico de buen gusto, que sin etiquetarlo como película XXX, aunque preferiría decir que la película no tiene genero.

El primer día de rodaje, el actor tuvo que sacar cojones, como Mark Wahlberg en Boogie Nights (1997) y dejar hacerse un primer plano de sus genitales con unas seis personas mirándolo directamente. Y aunque tengo que aceptar que Gusman no es mi actor favorito, no puedo negar que hace muy buena labor, manteniendo una erección, sobre todo, a la hora de hacer un trío bajo la música de Funkadelic y lo que dura “Magott Brain”, un total de cinco ardientes minutos, los cuales fueron rodados a dos cámaras, en el que Gaspar sólo encuadró y dejó que los actores hicieran el resto.

Como siempre, lágrimas, semen, sudor, erecciones, desnudos frontales, penetraciones, sexo oral, hombres, mujeres, viejos, transexuales, pedofilia, e incesto entre otros, son algunos de los tabús con los que quiere llegar a quebrarnos o corrompernos. Claro que no me cabe en la cabeza por qué a lo largo de su trayectoria, siempre ha mostrado a los homosexuales como al enemigo, lo prohibido, lo indeseable y la causa de todos los problemas. Sin resentimiento, me gustaría que en su próximo largometraje incluyera una historia gay, que no tuviera que ver con exorcizar a lesbianas como lo hizo en Ritual (2012), cortometraje que hace parte de 7 Días en la Habana o sobre AIDS (2006) del film “8” en el que colabora también con un corto documental. Me encantaría si la próxima vez, abordara un tema que no tuviera relación con lazos de sangre, como la adopción.

Entre otras cosas, la maqueta del “LOVE Hotel” al final en Enter The Void, aparece nuevamente en el cuarto de Murphy, que desbordado con referencias, une todo lo que ha visto: Angst (1983), Freaks (1932), Guyana: Cult Of The Damned (1979), “M” (1931), Defiance of Good (1975) y Salò o 120 Días de Sodoma (1975).

Ya habiendo trabajado como director de arte para el film La Bouche de Jean- Pierre (1996), con su actual esposa Lucile Hadzihalilovic,(a quien le hace referencia en la película), noto más la mano de Gaspar en el tratamiento del guión que en el arte, ambos se han complementado haciendo uso de la misma paleta de color, donde el verde, rojo y amarillo unifican la naturaleza humana, visto en películas de ella como: Innocence (2004) y la enigmática Evolution (2016). Para Gaspar, que se inició en blanco y negro con su corto post-apocalíptico Tintarella di Luna (1985), su paleta de colores fue trascendiendo al amarillo, para después pasar a las cavernas rojas del Rectum y trasladarnos a la pradera verde donde fuimos expulsados a la luz, hacia un universo cinematográficamente prismático, cargado de vitalidad y una energía sexualmente tornasolada.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

La dominancia del color rojo en Love (2015)

Algunos elementos de utilería hacen que la cinta se convierta en su viva imagen, quien irónicamente, aparece haciendo un cameo, como el x-novio de Electra, bajo el nombre de Noé. En una escena donde señala al público con el dedo, de forma pop-art, advierte de los peligros del amor, o como en un principio se iba a llamar el film DANGER. Entre otras cosas, la maqueta del “LOVE Hotel” al final en Enter The Void, aparece nuevamente en el cuarto de Murphy, que desbordado con referencias, une todo lo que ha visto: Angst (1983), Freaks (1932), Guyana: Cult Of The Damned (1979), “M” (1931), Defiance of Good (1975) y Salò o 120 Días de Sodoma (1975) entre otras, nos transportan hacia una experiencia aún más íntima, como lo hizo con el afiche de 2001: Odisea del Espacio (1968), en Irreversible, donde revela la vida por venir. Sobre el vestuario, la camisa que Murphy usa durante casi todo el film, (es la que llevaba puesta el día que me topé con él), es la clásica leñadora, que caracteriza a todo cineasta aspirante en Francia, aunque en este caso, sea un joven americano tratando de encontrar el significado de la vida a través del amor y el sexo.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

Referencias cinéfilas en Love (2015)

El lenguaje corporal dice más que mil palabras, y el director potencia esto dando libertad a los actores para improvisar. Es el caso de Bellucci, que no habla muy bien la lengua francesa, pero su perfil físico era el perfecto para una Diosa de Venus; lo mismo sucedió con las dos nuevas actrices que tampoco dominan bien el inglés, pero igual lograron encajar perfectamente en el papel. Noé, poco creyente de los procesos de casting, le da más crédito a la persona y como registra físicamente ante el lente, ya que para él hay actores profesionales que simplemente no reaccionan, mientras otros más naturales  sí. A este director le gusta decidirse basado en rasgos físicos que necesite, sin importar que sea atractivo o no, siempre mostrará cómo cualquiera se puede convertir en un monstruo. En sus últimos tres largometrajes ha usado el mismo estereotipo de hombre, medio rapado y delgado, junto a su mujer ideal; de piel caucásica, cabello oscuro y muy sexy.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

Adan y Eva según Gaspar Noé en Love (2015)

Al no saber qué tipo de música iba a integrar al film, como lo hizo antes con la colaboración de Thomas Bangalter, uno de los integrantes del interestelar dúo electrónico, Daft Punk, y habiendo realizado videoclips musicales para bandas como Placebo, Animal Collective y uno de mis favoritos, el video “Love In Motion” de SebastiAn, esta vez el director, durante la post- producción, fue mezclando las canciones favoritas en su lista de I-tunes, lo que aumentó el sentido emocional del film. Con artistas como Death In Vegas, John Frunciante, Pink Floyd, Brian Eno, Coil, Salem y hasta el theme de John Carpenter de Assault On Precint 13 (2015), donde lo reincorpora en una desaforada orgía de amor descomunal.

En cuanto a la edición cortante, difuminada e imperceptible, siempre mantiene un ritmo que altera los sentidos convirtiendo lo que ves en algo intolerable, pero imposible de quitarle la vista, como demostró con el promo hardcore de Sodomites (1990), creado para la televisión, como propaganda sobre el sexo seguro, y que ha motivado a muchos a seguir a este pionero del nuevo extremismo francés. Así como lo hizo el director Darren Arronofsky, que tomó como inspiración este corto, para intercalar el clímax de su película Requiem For a Dream (2000).

Producida con presupuesto pequeño, la película ciertamente dirigida a todo público, ha causado mucho más impacto en las mujeres que en los hombres, esto debido al hecho que los hombres tienen una fijación más cercana a “ir directo a lo que van” y la mujer tiende a querer involucrar sentimientos, momentos y mucho melodrama, además del factor que en comparación con sus obras anteriores, esta  es menos violenta, pero igual de transgresora.

“Como un mago nunca revela los secretos de sus trucos, creo que jamás se sabrá lo que fue real y lo que no, pero como siempre, todo gran final, se escribe con fluidos, con esa fuerza creadora de la vida que se hace presente en todas sus formas”.

En un planeta quebrantado no sólo por la carne que lo divide, sino por la misma sociedad, ningún personaje queda absuelto de los irreparables actos humanos. Lo primitivo, lo natural y la evolución del ser, se resume básicamente en “consumir carne y crear bebes”, como bien es dicho durante la película. Los placeres del hombre, como las drogas, el sexo, la comida, la música, el arte, y la violencia,  separan lo que realmente tenemos en común, ese “deseo por hacer el amor” y ese amor que se pierde en el sexo.

DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCÉS II - Love, de Gaspar Noé (2015)

La importancia del elemento liquido en Love (2015)

Como un mago nunca revela los secretos de sus trucos, creo que jamás se sabrá lo que fue real y lo que no, pero como siempre, todo gran final, se escribe con fluidos, con esa fuerza creadora de la vida que se hace presente en todas sus formas, ya sea como sprinkler, una botella de agua, en la ducha, cerca al mar, un vientre, el orgasmo y hasta la saliva, muestran la pura esencia de la vida, la inocencia, que al salir de la sala de cine vuelves a renacer con ella, con amor a la vida, que no te mata sino te hace mas fuerte, claro está que “si te enamoras, traes las de perder”. Así que mejor temerle, ya que ¿cuánto más sexo y amor se puede resistir?

Tengo que confesar que verla en 3D no fue tarea fácil, la primera vez que traté fue en E.U, pero debido a que era la última función y estaba algo apartado de donde la presentaban, se me hizo imposible. El segundo intento, fue en la ciudad de Cartagena donde fue igual de complicado. Ya en Bogotá, los cines de Tonalá -a los que seriamente recomiendo adecuar para este tipo de cintas-, que al igual que ya ocurrio con Adieu au Langage (2014), de Jean-Luc Godard, fue de los pocos lugares donde la presentaron y no en su formato original. Y a diferencia de otras películas que son saturadas de información, con la misma técnica, ésta sin ninguna pretensión resalta el sexo, haciendo de él una experiencia sobrehumana y al no verla como Noé manda, agradezco siquiera verle en carne y hueso.

THE END MAGAZINE