Arrancamos el primer día del Primavera Sound en la sala Apolo. Aunque el primer día grande del festival comienza el Jueves, tenemos actividades durante toda la semana para los afortunados que vivimos en Barcelona, y este trió de ases era de obligatorio visionado.

Les Sueques 

“We are very happy to be in Barcelona…..our city”. Así se arranca un concierto. Sobre el escenario una chica al bajo, una a la guitarra, otra al teclado, y un hombre a la batería. Eso son Les Sueques, un cuarteto lleno de fuego que dispara temazos punk de sabor a fresa para deleite de un publico que necesitaba entrar en calor pronto, y de que manera. Repasando temas de su primer álbum Cremeu les perles (2013) , su segundo Educació Física (2015) y del tercero Moviment (2017), les bastaron tan solo 40 minutos para divertirnos y enamorarnos con una complicidad entre ellos dignos de admirar. Bailes de primer nivel, sonrisas de felicidad y tralla pop, para una actuación de esas en las que la diversión e ilusión que muestran tocando es contagiosa. Enhorabuena a Blanca, Tuixén, Raquel y Pau.

Let’s Eat Grandma

Ya las habíamos metido en el el top de 15 bandas que no podías perderte del Primavera Sound, y las calificábamos como el mejor duro ingles desde que existe Inglaterra, asi que habia que estar ahi si o si. Lo primero que me llama la atención cuando las de Norwich se suben al escenario, es su corta edad. Sabia que eran menores de edad, y llevo viendo vídeos de sus directos y videoclips medio año, pero al natural parecían mucho mas pequeñas. Su enternecedora imagen contrastó rápidamente con lo que nos encontramos, un dúo lleno de poderío, de fuerza, de garra y rabia, que tiene una performance medida al milímetro y en la que nada queda al azar. El inicio fue un poco frió, sobre todo para cientos de incrédulos que no daban crédito a los juegos de palmaditas, bailes epilépticos, pelo por la cara y carrusel de instrumentos que iban desde sinte, guitarra, saxofón, xilófono, o flauta. Pero poco a poco el publico fue entrando en su propuesta y judgandola positivamente. Sin duda estábamos ante un concierto muy diferente a la inmensa mayoría que he visto en mi vida. Habia contrastes enormes entre temas, en las propias voces de Rosa y Jenny, que se desgarraban con una fragilidad asombrosamente cruel. Empezaron con Eat Shiitake Mushrooms, Deep Six Textbook y un tema nunca grabado en estudio que juraría que se titula Donnie Darko. En los escasos 38 minutos de actuación no aparecieron joyas como Sax in the city o Rapunzel, pero no se puede tener todo en la vida. Quizás les faltó más potencia o cuerpo sonoro, pero grupos así son los que justifican un Primavera Sound, bandas que sabes que están destinadas a ser grandes, y es que Let’s Eat Grandma de talento y creatividad van sobradas. Apuntad este nombre, porque Syd Barret estaria orgulloso de ellas.

Cigarettes After Sex

El ultimo grupo del día, y sin duda, el de mayor tirón masivo. La inmensa mayoría que estaba en la sala Apolo había ido para verles, y rápidamente nos dimos cuenta por qué. Con una pantalla blanca de fondo, y un proyector disparando imágenes en blanco y negro de películas, -entre ellas, La doble vida de Verónica- construyeron un ambiente preciosamente intimo, en el que sus minimalistas lineas de guitarra, bajo, sinte y batería eran mas que suficientes para crear atmósferas sonoras en las que quedarse a vivir. Cigarettes After Sex dieron un concierto sencillo, tierno y precioso. Como perderse en One Tree Hill en una revisión rodada por Netflix, los americanos nos regalaron temas de su nuevo álbum, que será lanzado en apenas unas semanas, y de su primer trabajo, el homonimo Cigarettes After Sex (2011). El publico regaló una sonora ovación tras el final de Each Time You Fall In Love y Apocalypse,  y es que aunque el sonido no fuera muy bueno (problemas de la sala, suponemos), nos tenían a todos embrigados. Una lastima que el setlist se quedase en unos 50 minutos, porque habia tiempo de sobra para un par de temas más, y presentando nuevo álbum, no creo que andasen cortos de repertorio, pero algo es seguro : Cigarettes After Sex han vuelto, y de que manera.

 

 

THE END MAGAZINE