Uno de los nombres que tenemos marcado a fuego para la próxima edición del Primavera Sound es el de Rosalía, la joven consagración del flamenco contemporáneo. Y es que para quien no la conozca, Rosalía es una de las voces con mas personalidad que ha dado el genero en los últimos años. Junto con Silvia Perez Cruz o Soleá Morente entre muchísimas otras, forma parte de esa “nueva ola” de artistas flamencos que han conseguido traspasar las barreras que para mucha gente estaban cerradas. El flamenco siempre ha sido un genero respetado, pero minoritario y con poca difusión por parte de los grandes medios. Esto está cambiando poco a poco, y es que es difícil encontrar un medio en el que no se haya reseñado Los Ángeles (2017) el maravilloso álbum debut de Rosalía, que junto a Raul Refree, ha parido uno joya que ha rescatado cantes clásicos y antiguos para remodelarlos y reinterpretarlos bajo el paraguas contemporáneo.

Aprovechando su participación en el Primavera Sound, y como parte de la cobertura que hacemos del mismo, hemos invitado a Rosalía a una entrevista con The End, en la que nos habla de sus influencias, sus directos e incluso de cine. Una voz destinada a marcar a toda una generación.

Rosalía, la revolucion del flamenco contemporáneo 

Empezaste desde los 13 a estudiar flamenco, y has nombrado a Camarón como tu gran maestro, pero, ¿a quién más destacarías en tu formación musical?

En realidad yo nunca he nombrado a Camarón como a mi gran maestro. Camarón fue el primer cantaor de flamenco que escuché y que me acercó a este género, pero mi gran maestro ha sido José Miguel Vizcaya “El Chiqui” y mi mayor referente “La Niña De Los Peines”. 

Sabemos que actualmente estas cursando tus estudios en ESMUC. ¿Qué es lo más importante que has aprendido allí?

Que no todo está en la escuela.

¿Cómo gestionas el ser entrevistada y alabada por la crítica? ¿Es algo que te hace sentirte afortunada o te añade presión a tu día a día?

Agradezco que haya interés por parte de los medios y una recepción tan positiva de este proyecto, eso me hace sentir muy agradecida y me motiva para continuar adelante. 

Generalmente el flamenco es un género bastante cerrado. Quiero decir, al que le gusta, le gusta mucho, pero es difícil entrar en él para el gran público. Creo que artistas como tú, Silvia Pérez Cruz o Soleá Morente ayudan a suavizar esa transición. ¿A qué crees que se debe?

No lo sé, la verdad. Personalmente solo trato de hacer música de la forma más honesta que sé. Intento que mis propuestas estén cuidadas no solo a nivel musical, aunque eso sea lo más importante, sino también en cuanto al concepto, sonido, intención interpretativa, la estética o lo visual… Creo que lo que uno ofrece y lo al final recibe el público es un conjunto y yo trato de cuidar todo lo que conforma ese conjunto. 

¿Te sientes orgullosa de ser una de las pocas artistas capaces de abrir puertas que llevaban toda la vida cerradas?

Yo de lo que me siento orgullosa es de que mi generación esté escuchando flamenco sin prejuicios y de que esté valorando esta música por lo que es: un género lleno de carga emocional, contenido lírico y riqueza musical. 

El flamenco es un género completísimo lleno de terminología que generalmente el público no conoce. ¿Qué artistas recomendarías para que la gente se iniciase en el mundo del flamenco y aprender claramente la diferencia entre una soleá o bulerías, entre otras composiciones?

Para los que quisieran acercarse al flamenco por primera vez les propondría que escucharan Lole y Manuel o Camarón porque fue lo que a mi me enamoró a primera escucha y para los que quisieran aprender les diría que se pusieran alguna antología de cante o “Archivo del cante flamenco” donde se especifican los palos en el propio título de la canción y donde pueden encontrar variedad de cantaores y estéticas. 

Siguiendo en esa línea, el propio Enrique Morente con Omega, Niño de Elche con Exquirla o Soleá con el proyecto Los Evangelistas han virado a territorios mucho más alejados del “flamenco tradicional”. ¿A qué crees que se debe esa descontextualización del flamenco en los últimos años?

Supongo que se debe a la necesidad que han tenido algunos artistas de hacer una propuesta personal, de alejarse de los clichés de cómo algo debe de ser y sonar. En el momento en que la propuesta de un artista es rupturista, es más probable que esta propuesta tenga más cabida en circuitos o contextos alejados del flamenco que en los propios del género. 

Hemos leído por ahí que te gusta desde el flamenco más puro hasta James Blake. ¿Tienes en mente una evolución musical que tire por un lado nunca explorado en el flamenco? Yo mataría por un Brian Eno meets Rosalia.

Siiii yo también, decírselo ahahha. He escuchado su música en mi infancia porque mi madre tenía vinilos de Brian Eno y Roxy Music en casa.  

¿Por qué ese interés en recuperar cantos antiguos para Los Ángeles?

Los cantes populares son un material valiosísimo y personalmente me interesa rebuscar en la tradición oral. La palabra hablada es un vehiculo de cultura más y a veces no está suficientemente valorada porque no tiene permanencia. Me gusta investigar sobre esta cultura que siempre está en movimiento, esta cultura que es de las personas, del pueblo. A mi me encantan las copliyas que componen concretamente el imaginario del flamenco y me gusta que eso esté presente en mi música. 

Quizas te interese : Entrevista a Museless 

¿La muerte es un tema que inspira a la hora de cantar flamenco, o hace que la interpretación sea aún más dolorosa?

Supongo que es dolorosa y por eso inspira. 

Supongo que estarás harta de que te pregunten, pero ¿No te parece arriesgado cerrar el disco con un tema en inglés? ¿Crees que es compatible el flamenco con otras lenguas? Me costaría mucho imaginarme un artista flamenco japonés o alemán.

A mi también, pero no creo que hayamos hecho un tema flamenco en inglés. Sencillamente quisimos incluir este bonnus track aunque todo lo demás partiera de material estrictamente popular y tradicional flamenco. “I See A Darkness” es el primer tema que Raül y yo tocamos juntos y en ese momento no sabíamos que más tarde haríamos un disco sobre la muerte. Me gusta que ese tema sea el que cierre el disco, “Los Ángeles” es flamenco y a la vez no lo es y este bonnus track al final es una declaración de intenciones.

¿Cómo te ha influido trabajar con Raúl Refree? Tuve la oportunidad de verle con Silvia Pérez Cruz en el auditorio del Primavera Sound hace 3 años y aún sigo recuperándome de aquello, fue increíble.

Raül es único produciendo y tocando, me inspira que siempre improvise porque no tiene límites ni barreras. Cuando tocamos suele sorprenderme con algo nuevo y su libertad a la hora de hacer música más allá de géneros creo que es clave en nuestra conexión artística.

Rosalía, la revolucion del flamenco contemporáneo

Rosalía y Refree

Sé que es tópico preguntar esto pero, ¿que sientes cuando estas encima del escenario?

Que soy muy afortunada y que a la vez tengo una responsabilidad: hacer que toda la gente que ha venido a vernos tocar se vaya de ahí diferente de como ha llegado. Cuando subo al escenario quiero ponerme al servicio del acto escénico, siento que soy un canal. Las canciones contienen historias y éstas deben pasar a través de mí y llegar a la gente, eso es lo más importante. 

Irás al Primavera Sound, el festival referencia en territorio español. ¿Qué se siente siendo llamada a tocar a uno de sus mejores escenarios (auditori)? ¿Crees que puede ser una oportunidad de oro para llamar la atención del público internacional?

El Primavera es uno de mis festivales favoritos y es un honor tocar en el Auditori, estoy segura de que es una buena oportunidad en ese sentido del que hablas pero prefiero concentrarme en sencillamente dar una buena actuación. Tratar de que lo que sirvamos en el escenario esté vivo, lleno de carga emocional y matices interpretativos, independientemente de lo grande o pequeño que sea el espacio, independientemente de cuanto y qué tipo de público haya venido. 

Y hablando del público internacional, ¿cómo crees que se recibe el flamenco fuera de España? Es curioso, porque a veces da la impresión de estar mejor valorado fuera de España que dentro, pese a las evidentes barreras culturales.

El flamenco es una música de prestigio y muy valorada por todo el mundo. Una prueba de ello son los múltiples festivales y la cantidad de circuitos que hay en todos los continentes para este género. 

¿Te quedaras los tres días del festival por el recinto? ¿A qué artistas te gustaría ver en el festival?

Pues probablemente solo vaya a ver a Frank Ocean sin avisar a nadie y en cuanto se termine el concierto me vuelvo para casa a descansar! jeje Días antes de una actuación prefiero no estar en ambientes con mucho ruido porque se me cansa la voz, así que me voy a quedar con las ganas de ver a Run The Jewels y Sampha que también me alucinan. 

En The End somos muy cinéfilos y siempre preguntamos por los gustos del entrevistado. ¿Hay alguna película o director que te hayan marcado o impactado a lo largo de tu vida? O cuales podrías citarnos como películas/directores favoritos?

Mis dos películas favoritas a día de hoy son Enter The Void de Gaspar Noé y El Árbol De La Vida de Terrence Malick. 

¿A qué película te habría gustado ponerle la banda sonora?

A cualquiera de Almodóvar.

Nos encanta tu videoclip Los Ángeles. Mezclas de formatos, animación, grano, cámara en manos, y pasas del video-documental a la poesía visual en un momento, todo bañado con tu voz en off y parte de una interpretación en directo. Tenemos mucha curiosidad ¿Cómo se forjó la idea? ¿Qué pretendías conseguir con esto?

Queríamos hacer una pieza visual / documental donde, de alguna forma, habláramos del disco. Para ello contamos con uno de los mejores colectivos visuales de hoy en día, Yverz, compuesto de jovenes directores de Barcelona a los cuales admiro muchísimo. Ellos propusieron mezclar formatos, que la pieza final no fuera ni un videoclip ni un documental del todo y donde se usaran imágenes de forma simbolista con una voz en off de fondo. Tratamos de explicar visualmente parte del proceso creativo de “Los Ángeles”.

THE END MAGAZINE