El regreso de la serie de culto de David Lynch abre con dos episodios aun más inquietante y enigmático que aquellas joyas del pasado.

Lo primero que salta a la vista para quien en el pasado gozó de la serie de David Linch es que pasó del formato 4:3 al 16:9 y eso pronto se hace evidente, desde los títulos de crédito, en un encuentro que, sin embargo, se siente fácil, como esos que se dan con los antiguos compañeros de clase.

No es casualidad que en el primer episodio aparezca la ciudad de Twin Peaks durante unos minutos y  y que el núcleo de la historia se mueva en otra parte: en una extraña bóveda plana situada en un rascacielos de Nueva York y convertido en una especie de cámara oscura, escalofriante como una instalación de Damien Hirst, y en una ciudad del Sur de Dakota donde se descubre un asesinato cometido de una forma absolutamente extraña.

Lee también: Las mas grandes series de la nueva televisión americana

Olvídese de restaurantes agradables y momentos relajantes con un montón de café y torta de cerezas: el primer episodio de Twin Peaks viaja desde las profundidades de Lost Highway y Blue Velvet, con insertos experimentales estilo Eraserhead. Reaparecen algunos de los viejos personajes, pero la sensación de desorientación es tal como para hacer que parezcan aún más extraños y locos de lo que eran antes: la Dr. Jakoby se ha retirado en el bosque, probablemente para vigilar  la puerta que conduce a la Logia Negra; el secretario Lucy es todavía más desconcertante y la edad lo ha tornado también más preocupante; la Señora del tronco hace llamadas telefónicas crípticas al ayudante del alguacil nativo-americano; Benjamin Horne, propietario del Gran Northen Hotel, y su hermano Jerry (ahora convertido en un empresario en el mercado de las drogas blandas legalizadas) conversan como dos dandys decadentes.

Laura-Palmer-plastic-twin peaks

¿Y el agente Cooper? Su doppelganger, dentro del cual se encuentra el demoníaco Bob, se ha convertido en un oscuro señor del mundo subterráneo que parece surgido de Corazón salvaje. Pero sus acciones criminales sugieren que detrás de ellos se encuentra todo un universo de nuevos secretos y misterios. El alma del agente del FBI, sin embargo, sigue estando prisionera dentro de la Logia Negra, donde las criaturas que allí habitan son aún más agitadas, atormentadas y agresivas que en el pasado.

Lee también: ¿Cómo convertir una película en serie de TV? Descúbrelo acá

Twin-Peaks-header

Sin las inhibiciones de la estrecha censura del antiguo sistema de televisión (la producción es de Showtime, la misma de Dexter, Californication, Shameless, Masters of sex y The Affair) Lynch y Frost aflojan las riendas y se atreven a soluciones que un cuarto de siglo atrás habrían sidos impensables: la historia está llena de eventos y potencial, el horror se despliega en todo su poder grotesco y surrealista (hay una doble matanza y el descubrimiento del cadáver que no se olvida tan fácilmente), la dirección es libre, clara y la cinematografía, la fotografía lívida y sofisticada, la edición calibrada al milímetro, el sonido y la banda sonora realizados con un cuidado obsesivo.

Permanece, eso sí, el David Lynch que conocemos; el de la burguesía provincial tranquila que se sumerge en la oscuridad, el la de la mordaza del teatro del absurdo de Ionesco, el de, videoarte y cortometrajes vanguardistas. Pero además hay un nuevo Lynch que trata de interpretar, con su cámara, el mundo de hoy. Hay un Lynch que sigue mirando El mago de Oz, rehaciendolo en clave ácida y aterradora y un Lynch que trata excavar en las ansiedades y temores del nuevo milenio.

Twin Peaks guys

La tercera temporada de Twin Peaks no es entonces una simple “operación nostalgia” diseñada para una audiencia de gente vieja sobre los cincuenta, sino una obra completamente nueva tratando de participar en el mundo contemporáneo de una manera que, hasta hace unas semanas, parecía ser lograda solo por Fargo y Legion, de Noah Hawley.

twin peaks miguel ferrer

Y es por eso que en el final del segundo episodio (después de dos horas de intriga, angustia y visiones de pesadilla) cuando escuchamos la música de Chromatics en la Roadhouse con James, Shelly y Bobby, con sus historias, sus heridas, sus matrimonios y sus hijos adolescentes, la emoción nos golpea devastadora. Porque en ese momento es posible darse cuenta de que Frost y Lynch no están engañando, que el regreso al mundo de Twin Peaks tiene un significado y un propósito, y todavía saben cómo dar forma a su imaginación exactamente como lo hicieron hace veinticinco años.

TwinPeaksDavidLynch

TWIN PEAKS temporada 3 episodios 1 y 2 (REVIEW)
El regreso de la serie de culto de David Lynch abre con dos episodios aun más inquietante y enigmático que aquellas joyas del pasado.
PUNTOS FUERTES
  • Después de ver los dos primeros episodios, predecir qué dirección llevará Twin Peaks es imposible.
  • Twin Peaks recupera el sabor del pasado.
  • Utiliza my bien el efecto nostálgico.
PUNTOS DÉBILES
  • David Lynch pide mucha paciencia y una dosis masiva de suspensión de la incredulidad.
  • Los nuevos episodios tienen la textura de los sueños, o más bien de las pesadillas.
93%EMOCIÓN DEVASTADORA
Reader Rating: (3 Votes)
89%
THE END MAGAZINE