Considerado como uno de los actores más prominentes de su generación, el británico Daniel Day-Lewis, que cumplió 60 años el pasado 29 de abril, renuncia a su carrera de más de 40 años.

Por estos días, el multipremiado actor Daniel Day-Lewis se encontraba rodando, junto al realizador Paul Thomas Anderson, con quien ya había trabajado en el exitoso filme Petróleo sangriento (There Will Be Blood, 2007), la película Phantom Thread, ambientada en Londres de los años 50 y donde Day-Lewis daría vida a un modista encargado de diseñar para miembros de la alta sociedad y la realeza. Al parecer, esta cinta no solo será la más reciente interpretación del actor, sino además la última.

En una declaración que conoció la revista Variety, la portavoz de Day-Lewis, Leslee Dart, confirmó la noticia: “Daniel Day-Lewis ya no trabajará más como actor. Él está inmensamente agradecido con todos sus colaboradores y con la audiencia que tuvo durante tantos años –comentó Dart–. Ésta es una decisión privada y ni él ni sus representantes harán más comentarios sobre este tema”. De acuerdo con una persona allegada al actor, él sigue firme en la intención de ayudar a promover el la película Phantom Thread.

La noticia resulta impactante tomando en cuenta la brillante trayectoria que Daniel Day-Lewis ha tenido hasta el día de hoy. Además de ganar el premio de la Academia a Mejor actor (protagónico) por Petróleo sangriento, Day-Lewis ya lo había logrado con el papel de Christy Brown en Mi pie izquierdo (My Left Foot, 1989), y lo volvió a conseguir después con Lincoln (2012) interpretando al histórico presidente estadounidense; convirtiéndose así en el actor más veces premiado con este galardón. Adicionalmente, se le han otorgado varias distinciones entre las que se destacan, también varios de cada uno, premios BAFTA, Globos de Oro, y Premios del Sindicato de Actores, entre otros. Sin embargo, estos reconocimientos no se comparan con el que le dio la crítica internacional a lo largo de su carrera, y, por supuesto, la audiencia. A pesar de que en varias ocasiones fue tildado de ser el consentido de Hollywood y de la Academia, principalmente por su galardón en el papel de Lincoln, nadie puede negar que sus interpretaciones en muchas cintas fueron, por su propia cuenta, remarcables.

Day-Lewis pareció desde siempre estar ligado al mundo de las artes escénicas. Hijo del poeta Cecil Day-Lewis y la actriz Jill Balcon, hizo su debut en la gran pantalla con un papel secundario en la película Domingo, maldito domingo (Sunday Bloody Sunday, 1971) cuando apenas tenía 14 años. No obstante, a pesar de su reconocido talento, el británico no era constante con sus participaciones, debido a que era selectivo con ellas. Por años se mantenía lejos de la vida pública, tanto así que luego de su participación en Golpe a la vida (The Bower, 1997) se comentó que trabajó como aprendiz de zapatero hasta que Martin Scorsese lo convenció para que actuara en Pandillas de Nueva York (Gangs of New York, 2002).

Se espera tener algún dato adicional sobre esta decisión. Sin embargo, le deseamos toda la suerte a Daniel Day-Lewis y a su esposa Rebecca Miller, que, por ahora, continúa su carrera como actriz, escritora y directora.

También te puede interesar: Homenaje a Robin Williams en la secuela de ‘Jumanji’

 

THE END MAGAZINE

About The Author

ALEJANDRO ALARCÓN

Intentando ser escritor. Amante de las buenas historias. Amante del buen cine y en ocasiones del malo.Intentando ser realizador cinematográfico. Nunca se sabe lo suficiente de nada, por ende es mejor aprender de todo, de todo lo que nos apasiona.

Related Posts