Cuando oímos mencionar nombres como Dolce & Gabbana, Prada, Alexander Wang, Gucci, Chanel (solo por nombrar algunos de los más populares porque la lista es larga) se nos dispara en la memoria un millón de imágenes en movimiento y sonidos que van mucho más allá de conocer algún outfit específico o el rostro de alguna modelo conocida, pero que definitivamente nos relacionan con estas marcas. Este efecto está allí gracias a los ya no tan nuevos Fashion Films.

Fashion Film

“YVY_Sleek” por Karin Welter y Oliver Rust

El Fashion Film es una herramienta de comunicación audiovisual utilizada principalmente por las casas de moda, que buscan usar medios como películas, cortometrajes y videoclips con el fin de generar un contenido de marca o Brand Content más fuerte y potenciar su identidad entre sus clientes y competencias. Aunque el llamado contenido de marca ha existido desde los años 30, su evolución en el siglo XXI se ha atribuido a la evidente revolución digital en la que estamos inmersos hoy.

El objetivo de estos filmes es generar una conexión emocional, íntima, privada, casi sensorial, y lo consiguen a partir de la combinación entre dos factores importantes: el lenguaje publicitario y el lenguaje cinematográfico. El primero se aplica para persuadir a las masas a comprar un producto específico. El segundo, por su parte, contribuye a que esta persuasión se convierta en un placer estético de una imagen de moda y una historia fantástica.

Fashion Film

“Don’t you know you’re queen?” por Arice

Lea también: Alebrijes: la artesanía audiovisual

Uno de los principales puntos de referencia en cuanto a Fashion Films se refiere es la plataforma web SHOWstudio, creada y dirigida por Nick Knight, uno de los fotógrafos más influyentes e importantes dentro de la industria de la moda. El sitio nace como un espacio creativo para fotógrafos, estilistas, cineastas y editores de moda; hoy en día es una fuente de inspiración y espacio de expresión para todas las marcas y artistas que experimentan con este formato audiovisual.

Fashion Film

“Barbara Palvin en ASMR” por Tarik Malak y Timothy Douglas

Así, esta unión entre estas marcas y gracias a las imágenes visionarias de talentosos cineastas que a través del uso de la belleza, el equilibrio, la armonía, las posibilidades interactivas de los formatos digitales actuales, y el deseo de “pertenecer a algo”, convierten al Fashion Film en una de las más grandes estrategias de comunicación de moda, logrando un profundo impacto en el consumidor, ya que este siempre tiene un papel activo dentro del mismo, ya sea porque todos podamos mezclarnos en su realidad o simplemente porque disfrutamos del placer estético.

A pesar de que muchos lo vean como un producto vacío, superficial, lleno de excentricidades y belleza física, muchos sabemos que en ellos podemos descubrir una amplia gama de sentimientos y valores que pueden estar distorsionados dentro de nuestra realidad y es gracias a esta necesidad de narrar historias que es inevitable no sentirse parte de ellas. Además, es la mejor forma de imaginar la moda y nos encanta.

Fashion Film

Prada spring/summer 2012 women’s advertising campaign

Lea también: Sonar 2017: Arca, el ángel salido del infierno

Para los que quieran conocer más ejemplos de Fashion Films, estas son tres de las plataformas que recomiendo:

THE END MAGAZINE

About The Author

LUISA OSPINA RUIZ
COLABORADORA

Fotógrafa. Amante del ruido, las letras, la música, el cine y la comunicación visual en todas sus expresiones. Decidida a retomar la escritura aunque nunca ajena a ella. Actualmente vive en Milán donde trabaja como fotógrafa de moda y realizadora audiovisual independiente para varias revistas, marcas y diseñadores locales e internacionales. Creadora del instablog "Panonique", un proyecto donde mezcla fotografía y literatura. Inmersa siempre en imágenes, símbolos y sonidos sin importar de donde vengan...

Related Posts