A pesar de que Los colores de la montaA�a, de Carlos CA�sar ArbelA?ez, se desarrolla en el contexto del conflicto armado en Colombia, es un filme universal, que ademA?s se introduce en lo mA?s profundo del sentimiento humano.

En una vereda de Antioquia, Colombia, azotada por el conflicto entre paramilitares y guerrilleros, toma escenario Los colores de la montaA�a (2011), una de las pelA�culas mA?s importantes del cine colombiano, no solo porque nos da una mirada diferente del conflicto, sino porque a travA�s de una construcciA?n detallada del guion presenta personajes A?nicos que representan la historia de muchos niA�os colombianos y de cualquier niA�o que vive en una situaciA?n de guerra.

En un artA�culo publicado por la ABC, llamado a�?El cine como fenA?meno culturala�?, se mencionan unos conceptos clave del cine que serA�an relevantes resaltar: a�?lenguaje mA?s universal, es una crA�tica de la vida, es un maravilloso medio de expresiA?n, modela corazones y educa sin pensarloa�?.

Tal vez le interese: JUNTAS: UN VIAJE INTERIOR

En otras palabras, el cine es un reflejo de la realidad, y si una pelA�cula tiene un guion bien construido, como es el caso de Los colores de la montaA�a, serA? capaz de generar identificaciA?n en el espectador, pues aquA� la identificaciA?n no es cuestiA?n de cultura, sino de humanidad. Es una historia que pasa aquA�, en Siria, en Irak, en cualquier escenario con un conflicto armado; la historia de un niA�o que solo quiere jugar fA?tbol con sus amigos. No hay deporte que despierte mA?s pasiA?n a nivel mundial que el fA?tbol, y la mayorA�a de los niA�os, como Manuel, solo esperan que llegue el momento para ir a jugar.

Como otros niA�os, Manuel no entiende las preocupaciones que enfrentan los adultos por el contexto en el que viven. Sin embargo, no por ello es una pelA�cula inocente, sino una pelA�cula que tiene una mirada inocente sobre un entorno cruel, donde las visiones cambian a medida que los eventos que se desarrollan en el filme alteran la relativa tranquilidad de las vidas de los personajes: JuliA?n, que debe dejar el colegio para unirse a la guerrilla; Poca Luz, que debe dejar su hogar y a su mejor amigo por las amenazas de los paramilitares; Manuel, que ama jugar al fA?tbol con sus amigos, pero que se ve separado de su padre y de su hogar por la violencia encarnizada en la regiA?n.

Los colores de la montaA�a

La pelA�cula es cruda en el trasfondo, pero inocente en su tratamiento, el manejo de colores, la iluminaciA?n, los paisajes, los niA�os jugando en la vereda y ansiosos por ir a estudiar (quizA?s no por aprender sino porque algo cambie en la cruel monotonA�a en la que viven).

Tomemos como ejemplo a Los niA�os del cielo, pelA�cula iranA� de 1999 dirigida por Majid Majidi, sobre dos hermanos, un niA�o y una niA�a, que tienen que prestarse los zapatos para ir a estudiar. Los niA�os viven un entorno peligroso donde las circunstancias sociales los obligan a restringirse de varias libertades, sobre todo la niA�a. El padre trabaja incansablemente por conseguir el sustento del hogar mientras se enfrenta con los retos de la vida diaria. Las dificultades adultas tocan a los niA�os; sin embargo, su mayor preocupaciA?n es tener zapatos para ir a estudiar. Un objetivo simple, con un trasfondo que toca las emociones del espectador, y no importa de quA� paA�s sea el espectador, el alma de esta pelA�cula llegarA? por la universalidad de su tratamiento.

Los colores de la montaA�a

Lea tambiA�n: TALENTO MILLONARIO, UN CINE COLOMBIANO INCLUSIVO

Robert McKee decA�a que una estructura es una selecciA?n de la vida de los personajes que se arreglan en una secuencia estratA�gica, para provocar emociones especA�ficas y expresar una visiA?n especA�fica de la vida (McKee, 2010)

Para que una pelA�cula genere identificaciA?n en los espectadores debe tener condiciones culturales propias del contexto que estA? narrando, y, por supuesto, trae consigo la huella de las experiencias propias de su autor; sin embargo, la intenciA?n va mA?s allA?, tal y como lo dice McKee: una obra cinematogrA?fica debe expresar una visiA?n de la vida que se dirija a las emociones humanas que todos contenemos y que en algA?n momento de la vida sentimos y vivimos: la inocencia, la pA�rdida de algo o alguien, la amistad y el amor.

THE END MAGAZINE