Tomamos impulso y avanzamos para adentrarnos en la nueva temporada de Juego de tronos recordando uno de sus mejores episodios: “La batalla de los bastardos”. Esperamos ver más capítulos así, pero con sabor más dulce y menos agrio en lo que queda de la serie.

batalla de los bastardos

Rickon Stark aún en poder de Ramsay Bolton

Lea también: Juego de Tronos: Revelaciones de la temporada 7

Ahora que llegó FINALMENTE la séptima temporada de Juego de tronos, la expectativa está haciendo de las suyas y la audiencia solo espera una conclusión que supere lo que hasta ahora se le ha dado. El mejor punto de referencia (o por lo menos para mí) es “La batalla de los bastardos”, uno de los mejores capítulos y que recibió flores tanto del público en general (quienes no sabemos nada de nada), como de la crítica (los que sí saben)… Hubiera sido el capítulo con mayor audiencia, pero se atravesó Lebron James con la final de la NBA y le quitó una porción suficiente para no batir el record.

batalla de los bastardos

Las fuerzas de la casa Stark entrando en batalla

Aunque es imposible perderle la pista a Daenerys (Emilia Clarke), ya sea porque es divina o por lo especial de su historia, es imposible también pasar por alto (ojo: por alto) a Tyrion, un personaje simplemente fascinante, todo el asunto político de ellos dos en este episodio irremediablemente quedó en segundo plano, aun cuando es determinante para toda la historia. Ya a esta altura se vive “haciendo fuerza” para que Jon Snow no muera… DE NUEVO, como se podían dar el lujo la mayoría de personajes en Dragon Ball Z, y para que finalmente alguien sea capaz de sacar a Cersei Lannister del trono de hierro y, por qué no, que reciba su merecido… aunque sea en una mínima medida, ya que la serie parece empeñada en no saciar nuestro espíritu justiciero.

Por ahora, lo  inmediatamente urgente es el cara a cara Jon SnowRamsay Bolton y bueno, digamos que también ver a salvo a Rickon.

También le puede interesar: El encanto del universo de Juego de Tronos

Sí, en resumen uno solo quiere ver muerto a Ramsay, llega a hacerse odiar tanto que soñamos verlo derrotado, suplicando por su vida y que su súplica sea ignorada. Pero, quien conoce al personaje sabe que lo segundo no pasará ni en este universo ni en ningún otro, pues el orgullo es de sus  rasgos más evidentes.

Foxtel GIF - Find & Share on GIPHY

Jon Snow, caray, Jon Snow… Ver cómo caminaba a la batalla era como ver a un conejo saltando hacia una jauría de pitbulls, esperando que saliera no solamente ileso sino también triunfante. Por supuesto, quien sintió lo mismo supo del apretar de manos y dientes de ahí en adelante. Se llena el corazón de emoción cuando Jon le propone a Ramsey que el duelo se limite solo a ellos dos para evitar un mayor derramamiento de sangre, pero… ¿por qué ponérsela fácil al público? ¿Por qué evitar el sufrimiento, la agonía, el arrebato de esperanza tan rápido? No se podía disfrutar la victoria de los buenos sin tener la sensación de haber perdido mucho y que aunque se tuviera lo que se buscaba del capítulo no resultara cien por ciento satisfactorio como se esperaba.

El saldo: un Stark (Rickon), el gigante Wun Wun (suficiente para matar a Ramsay lentamente con un cortaúñas) y muchos guerreros de lado y lado caídos, una cuasi-derrota si no fuera por la caballería del Valle de Arryn.

batalla de los bastardos

Jon Snow avanzando hacia un Bolton acorralado.

Ver al ejército Bolton derrotado, Ramsay huyendo para luego ser alcanzado, pateado con toda por Jon y ser puesto prisionero no nos iba a dar “el fresquito” que nos dio cuando en la noche Sansa entró a la celda, lo encaró y se lo dio de comer a sus perras (animales, caninos). Solo así podía compensar todo lo que este personaje le quitó a lo que queda de los Stark.

Como en todas las temporadas de “Juego de Tronos” queda mucho por perder, se irán personajes queridos pero así mismo también seguirán cayendo los malos y habrá algo que celebrar al final, que todos esperamos sea el trono de hierro así se nos explote el corazón en el camino. Mientras llegamos a eso la guerra seguirá avanzando porque el invierno no se detiene… el invierno está aquí.

 

THE END MAGAZINE