Después de su exitoso paso por festivales alrededor del mundo, llegó a Colombia la última cinta del director Mike Mills: Mujeres del siglo XX,  proyectada en el marco de la tercera edición del festival de cine independiente de Bogotá (IndieBo) que se celebró del 13 al 23 de Julio en la capital latinoamericana.

Mujeres del siglo XX

Billy Crudup, Elle Fanning, Annette Bening, Greta Gerwig y Lucas Jade Zumann

En una época tan ecléctica como la que vivimos, donde la variedad de visiones opuestas colapsan simultáneamente a cada segundo, y donde todo el mundo tiene una voz, especialmente gracias al internet, temas como el matrimonio igualitario, la brutalidad policíaca, la corrupción, el racismo y la transfobia, entre otros, han encontrado una plataforma masiva que une a gente alrededor del mundo que se quiere conectar por una meta común; por eso no es de extrañarse que un movimiento como el feminista, que quiere cambiar la conversación machista acerca del rol que cumple la mujer en la sociedad, se abra camino cada vez con más fuerza entre las nuevas generaciones, y es por esto que una película como Mujeres del siglo XX (20th Century Women, 2017) resulta especialmente pertinente.

Esta tragicomedia familiar del realizador Mike Millsautor de Beginners (Así se siente el amor, 2010) explora con ingenio y encanto, la adolescencia de Jamie (Lucas Jade Zumann) en California  y su relación con las diferentes mujeres que hacen parte de su vida. Es el año 1979,  tiempos de profunda confusión política y de transformación cultural, y Mills logra componer una pieza cinematográfica atemporal por su sorprendente paralelismo con la época que vivimos hoy en día; en especial con el acalorado clima político en Washington que sacude la nación, y sobretodo, fabricando un sentido homenaje a la sabiduría y al amor de las madres, un tema del que Hollywood se ha olvidado y al que acude de forma estereotípica y adornada para esconder los defectos humanos.

Un reparto estelar

Contando con un presupuesto de siete millones de dólares y habiendo rodado enteramente en la ciudad de Santa Bárbara, esta producción le apostó a traer talento de primera categoría, que fuera capaz de transmitir el tono y  la sutileza del lenguaje que propone Mills en este inusual y original guión que le valió su primera nominación al Óscar®.

El guión toca con humor situaciones extremadamente incómodas, como conversaciones acerca de la menstruación en cenas familiares o peleas por la forma cómo se debería estimular un clítoris,  logrando escenas memorables gracias al carisma de los actores. 

Liderando el elenco está la incomparable Annette Bening, en un tour-de-force que solidifica su status como una de las mejores actrices de todos los tiempos; ella da vida a Dorothea Fields, una fumadora compulsiva de 55 años, con un sentido de comunidad y cuidado por el otro que sacan de quicio a su hijo de quince años, quien la describe como una persona que viene de La Gran Depresión, como si fuera un planeta lejano.  Jamie no solo debe lidiar con su peculiar madre, sino también con los inquilinos que viven en  las habitaciones superiores de su casa: Abbie (Greta Gerwig), una joven que está recuperándose de un cáncer cervical y William (Billy Crudup) un carpintero hippie que ayuda en la casa y tiene una extraña química sexual con las mujeres de la casa. Para cerrar el círculo  de personajes que completa la vida de Jamie, está su mejor amiga: Julie (Elle Fanning), una adolescente deprimida y promiscua que en las noches entra en secreto a la habitación del chico, únicamente para dormir a su lado y escapar de su soledad. Jamie debe descubrir quién es él al tiempo que descifra a la gente que lo rodea.

Quizá le interese:  Annette Bening habla acerca de Hollywood, Donald Trump y de su última película.

Mujeres del siglo XX

      Lucas Jade Zumann y Greta Gerwig.

Una oda a las mujeres

Dorothea está confundida con los tiempos modernos y se ve incapaz de criar sola a su hijo en un mundo que ella ya no entiende. Es por eso, que acude a Abbie y a Julie para que incluyan a su hijo en sus inestables vidas, y ellas lo intentan sin estar muy seguras de lo que están haciendo. Jamie, por tanto, comienza a descubrir las complejidades del universo femenino y de la relación de las mujeres con su cuerpo. Abbie le da a leer textos de feminismo recalcitrante y Julie comparte sus experiencias sexuales con hombres, llevando al chico a tomarse muy en serio su papel como amante y protector de las mujeres. Él dice que quiere ser un buen hombre y su convicción es admirable. Se llama a sí mismo un feminista, para el disgusto de su madre que no entiende la repentina fascinación de su hijo con el tema. Pero Jamie no puede evitarlo, su vida está llena de mujeres fascinantes y complicadas que lo llevan a replantearse todo lo que creía conocer acerca del mundo.

Sí, es una película feminista, pero no de una forma que pone a los hombres por debajo de las mujeres, sino que deja claro el papel crucial que ellas que cumplen en la sociedad, como portadoras de vida, como maestras, como amantes y como el tormento más grande para un hombre. Es una película feminista, y lo es más aún por estar hecha por un hombre que valora, admira y respeta a las mujeres en todas las facetas de su complejo universo. Por último, es una película feminista porque contrasta el pensamiento masculino que tiende a la guerra y a la violencia, con el pensamiento femenino que tiende al diálogo y a la unión, a la vez que deja a las mujeres expresar libremente lo que ellas tienen que decir acerca de cómo se debe comportar un verdadero hombre.

Lee también Paula: las mujeres no pueden ser pintoras

Mujeres del siglo XX

       Elle Fanning y Lucas Jade Zumann

El cine de Mike Mills

Con este tercer largometraje, el realizador nacido en 1966 y que a los 39 dirigió su primer filme (Thumbsucker, 2005), ha sacado una película cada cinco años desde entonces, construyendo un estilo propio que cada vez se hace más reconocible, por un inevitable elemento autobiográfico. (Así se siente el amor es acerca de su padre y Mujeres del siglo XX es acerca de su madre.)

El uso de la narración en off, donde los personajes nos revelan cosas de su pasado (o futuro) que no vamos a ver en la película, ayuda a reforzar la idea de que todo forma parte de un lejano, pero hermoso recuerdo. Otro recurso que se repite en el cine de Mike Mills es acudir a fotografías de archivo para contextualizar al espectador y crear la ilusión de que lo estamos viendo, en realidad pasó. Por último, la exquisita banda sonora llena de jazz y punk, combinada con la excelente dirección de fotografía de Sean Porter  que mueve la cámara hacia los personas o la aleja de manera muy discreta, nos sumerge en la subjetividad de los personajes, para recordar con ellos.

De esta forma, el director concibe una carta de amor al pasado inyectada de nostalgia por la añoranza de una época que era perfecta en su imperfección, haciendo imposible al espectador no conectarse y enamorarse de cada uno de los personajes que están impregnados de una humanidad que es extremadamente rara de encontrar hoy en día en la pantalla grande.

“Tener el corazón roto es una tremenda forma de aprender sobre el mundo” – Dorothea Fields

Mujeres del siglo xx

Annette Bening es Dorothea Fields en Mujeres del siglo XX

                                                             

No se pierda: Wonder Woman 2: Inició el guión de la secuela

Curiosidades:

1. La película recibió dos nominaciones a los Golden Globes® incluyendo Mejor Película de Comedia y Mejor Actriz de Comedia para Annette Bening, pero tan solo recaudó $5’663.855 en la taquilla norteamericana.

2. Así se siente el amor, la segunda cinta de Mills, le valió el Óscar® a Christopher Plummer como Mejor Actor de Reparto en el 2010, por interpretar a un anciano que decide “salir del clóset” el día que es diagnosticado con cáncer terminal, inspirado en el padre del director.

3.  Es la segunda película consecutiva en menos de un año en la que Billy Crudup y Greta Gerwig trabajan juntos. La primera fue Jackie de Pablo Larraín en el 2016.

 

THE END MAGAZINE

About The Author

SANTIAGO HERNÁNDEZ

Actor profesional, egresado de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. A muy temprana edad comenzó haciendo reseñas de películas para medios españoles, antes de comenzar a incursionar profesionalmente en el medio audiovisual. Cuenta con estudios de cine en escuelas como la EICTV en Cuba o UCLA en Los Ángeles. En el 2014, Santiago creó la productora Malkuth Films con la que se dedica a generar contenido audiovisual para redes.

Related Posts