¿Por qué Search Party, la comedia negra de TBS no es para todo el mundo? ¿Qué se puede decir sobre esta serie? Una producción difícil de definir pero fácil de disfrutar.

Primero: ¿Qué se puede decir sobre Search Party? Cuando quise definir esta serie no pude evitar ver una rara mezcla entre Girls y Nancy Drew, pero para ir más allá habría que trazar un esquema de análisis en la pared como el que Dory arma en la historia para resolver el enigma mayor de dónde está Chantal. A partir de noviembre de 2016 se empezaron a transmitir los diez capítulos de la primera temporada de Search Party, una comedia negra de TBS que hasta donde se sabe fue renovada para una segunda temporada. Oficialmente no se han dado fechas.

Esquema de análisis de Dory

Search Party trata de Dory Sief, una mujer de veintitantos años que ya está viviendo una frustrante vida adulta rodeada de gente egoísta y atrapada en un trabajo esclavizante, agotador y poco satisfactorio. Dory se cuestiona mucho a sí misma cuando se entera por un cartel en la calle de que una chica que conoció en la universidad desapareció sin dejar rastro.

No apta para…

Es seguro que puede resultar muy entretenida para alguien que quiere misterio y humor ligero, mas no facilista… Traducción: alguien que es feliz con rollos ruidosos e inverosímiles a lo Vin Diesel o vulgares vomitivos estilo la mayoría de lo que hace Adam Sandler (ojo: la mayoría, NO TODO) la va a encontrar extremadamente aburrida. Tampoco hay música agitada, sexo o violencia explícitos, ni efectos visuales… ese tal vez es su encanto. De hecho y más complejo es el tipo de público al que va dirigido (sin querer sonar excluyente), pues es más para mujeres u hombres muy receptivos que no temen apelar a su lado femenino (me incluyo).

“El papi de las niñeras”. Un posible implicado en el misterio

Los personajes

Dory (Alia Shawkat) es un personaje con el que cualquier persona se puede sentir identificada, especialmente en puntos críticos de “sinsentido” de la vida: persona corriente, viviendo a duras penas, que de repente creció y a quien le urge darse cuenta de que está empezando a ser lo que va a ser por el resto de su vida. Drew (John Reynolds) es el novio de Dory, un pasante en una oficina de negocios. Drew tiene la misma emoción de vivir  que una bola de heno en el desierto y al principio parece ser un completo idiota, inútil y un lastre para Dory, pero a medida que se desarrolla la historia parece ya no serlo tanto.

La serie es una continua burla del mundo hipster que se ve representado especialmente en dos de los personajes principales: Elliott Gross y Julian. El primero es uno de los mejores amigos de Dori, es artista en busca de fama y reconocimiento, interpretado por John Early; el segundo es el exnovio de Dory, escritor de una prestigiosa revista de actualidad de la gran manzana y a lo largo de la serie se verá confrontando a la mayoría de los protagonistas. Por último está Portia (Meredith Hagner), la otra mejor amiga, una actriz que comparte la búsqueda de aceptación, popularidad y afecto de Elliott.

Potia, Julian, Dory, Drew y Elliott

La serie no solo es un fenómeno en sí misma tanto por el tono como por la estética visual, sino también por ser la manifestación de una tendencia independiente emergiendo con toda la fuerza posible. Sarah-Violet Bliss y Charles Rogers, padres de Search Party se lanzan en busca de un público que consume series de un solo bocado, buscando con su propio estilo ser una especie de Steven Sodenberg o hermanos Coen de la televisión, buscando con un estilo único burlarse también del misterio de los noventa de ‘Twin Peaks’ mezclándolo con una esencia del teniente Colombo, más que Nancy Drew (como yo lo hubiera pesado).

Esa naturaleza rebelde viene inspirada por la admiración que abiertamente Bliss y Rogers han declarado a los falsos documentales en tono de parodia del cineasta Christopher Guest. Es por todo esto que Seach Party es un plato curioso pero sustancioso y que en definitiva NO ES PARA TODO EL MUNDO.

Puede interesarle: La tusa por las series

Recepción

Si la definiera como una comedia de misterio, podría decir que hay misterio tanto en la historia misma como por fuera, pues llegó con un perfil muy bajo, anunciada sin tanto bombo y platillo por TBS, pero recibida increíblemente bien por la crítica en general, pues promediando la aceptación no baja del 80%.

Lea también Sense 8: Lo que se viene con los ocho

THE END MAGAZINE

About The Author

GIOVANNI CHARUM
COLABORADOR

Bogotano, diseñador gráfico de la Universidad Nacional de Colombia, enamorado eterno del cine y sus historias. Desde niño encontró en él una fuente de sentimientos, experiencias y sabiduría que conectan fácilmente con otras artes, en especial la música.

Related Posts