Atómica: una nueva James Bond
La última película protagonizada por la incomparable Charlize Theron es un thriller de acción sexy, moderno y sangriento
Dirección70%
Actuaciones80%
Guión45%
Fotografía80%
Música79%
Historia50%
PUNTOS FUERTES
  • Charlize Theron
  • Dinámica
  • Cruda
PUENTES DÉBILES
  • Puede llegar a ser lenta
  • Redundante
  • Predecible
65%Explosiva
Reader Rating: (0 Votes)
0%

Se estrenó en Colombia la última película protagonizada por la inigualable Charlize Theron, en uno de los papeles más provocativos de su carrera, donde prueba que a sus 42 años es la estrella de acción femenina más cotizada de Hollywood.

 

Atómica

Afiche Atómica

Una James Bond para el Siglo XXI

En la que se podría considerar, en esencia, como su ópera prima, el director David Leitch, conocido en la industria por su trabajo como doble de acción en películas de alto presupuesto, convierte a Charlize Theron en una heroína moderna, amante del vodka en las rocas y de sumergirse en tinas de hielo, capaz de repartir golpes que dejan agonizando a hombres del doble de su tamaño y peso, si osan a interponerse en su camino. Atómica (Atomic Blonde, 2017) es un filme de acción con un presupuesto de treinta millones de dólares, que hubiera podido convertirse en otra predecible producción de Hollywood, con un actor de categoría media en el papel principal intentando salvar al mundo, sin embargo, la magnética presencia de Theron, quien con sus dotes histriónicos aterriza la película y vuelve a esta especie de “James Bond” femenina en mucho más que un cliché: nos hace vivir cada momento con la intensidad con la que ella lo hace, a pesar de lo inevitablemente predecible de la trama, que  ya desde el principio advierte que no se puede confiar en nadie.

“Derriben ese muro!”

La cinta abre con imágenes de Ronald Reagan a finales de los ochenta, dando un discurso y pronunciando estas palabras aludiendo al fin de la Guerra Fría. La historia se desarrolla en Berlín. Un agente de la KGB da muerte a un agente de la M16, quien está en posesión de una lista con los nombres de todos los espías en Berlín y sus operaciones clandestinas. Los británicos mandan a Lorraine Broughton (Charlize Theron), una agente del servicio secreto de inteligencia británico del más alto nivel para descubrir quién es el doble-agente británico que los está traicionando desde Berlín del Este y recuperar la infame lista en medio de una de las crisis sociales más grandes del siglo XX y de una maraña de engaños, traiciones y asesinatos.

Atómica, Charlize Theron

Still de Atómica

Vea: “Atomic Blonde” | Unscripted | Charlize Theron & David Leitch

Lorraine tiene personalidad de hielo, carácter de acero y su lenguaje verbal es mínimo. Por eso es difícil saber qué quiere realmente este personaje, que sin lugar a dudas, es la persona más capacitada para el trabajo, ya que ninguno de los que tiene la osadía de enfrentarla sale con vida. Hay una cosa que debemos saber de esta mujer: ella no resuelve nada a raíz de sus emociones, es una persona absolutamente pragmática, que como todos en ese mundo, solo quiere mantenerse con vida por el mayor tiempo posible. Theron no sólo es excepcional en esta interpretación. Esta puede ser la película que realmente solidifica su status como la actriz perfecta para dar vida a heroínas, o mejor, a anti-heroínas que retan los convencionalismos del género y rompen reglas dentro de lo que puede hacer una mujer dentro, fuera y detrás de la pantalla, volviéndola la actriz más versátil de su generación, que produce la mayoría de los proyectos que la apasionan.

La ciudad más fría

Basada la novela gráfica de Anthony Johnston e ilustrada por Sam HartThe Coldest City , la película es fiel a la premisa del material original en tanto que nos encontramos a una Berlín convulsa, a pocos días de la caída del muro, donde todos los personajes viven sumidos en una profunda paranoia y desconfianza, en medio de un hervidero de corrupción en el epicentro de la Guerra Fría, donde la lealtad es usada como método de supervivencia y donde el honor es un lujo extremadamente raro. Afortunadamente, Leitch decidió romper con la estética a blanco y negro del libro, para inyectar, de mano del fotógrafo Jonathan Sela, una bomba atómica de color, que sin duda distan bastante de los días grises y fríos de finales de siglo, y la hacen sentir cercana y contemporánea, a pesar de manejar tonos fríos a lo largo de toda la película, que complementan muy bien la helada forma de ser de Lorraine.

Charlize Theron en Atómica

Charlize Theron en Atómica

Sin embargo, la película pierde consistencia y se comienza a enredar en complots forzados que no permiten conocer a fondo a los personajes. Otro elemento que hace que la narración pierda fuerza es la secuencia de la entrevista que se divide a lo largo de todo el montaje, donde Lorraine relata los hechos ocurridos durante su visita a Berlín. En algunos momentos, ella cuenta lo que pasa y después lo vemos, lo cual hace que se comience a perder interés en el objetivo principal: encontrar la lista.

Le puede interesar: Llega “The Disaster Artist” de James Franco

Con un elenco estelar que incluye a James McAvoy, John Goodman y Toby Jones, probablemente la verdadera revelación del filme es la actriz argelina Sofia Boutella, quien interpreta a una espía joven e inexperta y que tiene un romance con Lorraine durante su visita en la capital alemana. Las escenas de Theron y Boutella son acaloradas, por decir poco, ofreciendo una ambigüedad al personaje de Lorraine, que la vuelven aún más misteriosa, ya que ella demuestra estar a cargo en todas las situaciones de su vida, en especial en la cama. El hecho de que el héroe esté interpretado por una mujer, hace que las historias amorosas del mismo sexo sean más fáciles de vender y evitar así la censura, lo cual es contradictorio, pero al mismo tiempo le da la oportunidad a una película  Atómica de romper todas las reglas, y en ese aspecto, el director hizo un excelente trabajo en su primer esfuerzo como realizador de un largometraje, a pesar de que dirigió algunas escenas para la película John Wick, de la cual es productor.

Charlize Theron y Sofia Boutella

Charlize Theron y Sofia Boutella

Una bomba semi-atómica

En definitiva, quien es fan de Charlize Theron y admira su trabajo, no va a salir decepcionado, ya que la capacidad de la actriz para expresar una infinidad de emociones sin casi mover la cara ni hablar, es asombrosa, pero más increíble es su capacidad para comprometerse con cada personaje de manera íntegra. En la preparación para esta película, ella llegó a tener ocho entrenadores simultáneos con los que aprendió diferentes técnicas de combate y de lucha cuerpo a cuerpo. Sin duda, eso se ve reflejado en las complicadas secuencias de pelea, que gracias a una intrincada coreografía y a un manejo de cámara impecable, sobresalen como lo mejor que tiene esta producción.

No se pierda: Movie Stunt Coordinator Breaks Downs “Atomic Blonde” Fight Scene

Para quien va en busca de una película que ofrezca algo diferente a lo que ya se ve en las películas de agentes secretos (que hay bastantes), puede que solo el hecho de que sea protagonizada por una mujer y que suene al ritmo de clásicos del grupo inglés Queen, no sean suficientes para llevar el género del thriller a nuevos horizontes. El producto final no ofrece grandes sorpresas y no logra llenar las expectativas que se crearon en el estreno mundial que tuvo en el festival de artes SXSW en Austin, Texas, en marzo de este año.

Curiosidades:

  1. Charlize Theron estuvo cinco año desarrollando este proyecto.
  2. La película iba a mantener el título de la novela gráfica La ciudad más fría.
  3. La infame escena de la pelea de la escalera son casi 40 diferentes tomas pegadas dando la ilusión de parecer un plano secuencia.

Lea también: El Planeta de los Simios. ¿El final de una trilogía?

THE END MAGAZINE