Abdellatif Kechiche termina de financiar su A?ltima pelA�cula con la Palma de Oro de La vida de AdA?le y la estrena en el 74 Festival de Cine de Venecia. En este artA�culo hablamos de su manera de filmar, su estA�tica y los temas recurrentes de su cine.A�

Abdellatif A�Kechiche naciA? en TA?nez en los sesenta. Cuando tenA�a cinco aA�os se mudA? con su familia a Niza, que pertenecA�a a la clase trabajadora. Este contexto social de origen va a ser de suma importancia para el director, convirtiA�ndose en algo transversal a toda su obra. Desde siempre fue cinA�filo, pero su incursiA?n en el mundo del cine empezA? como actor y no como director.A�El realizador tunesinoA�es conocido por haber dirigido La vida de AdA?le A�(La vie d’AdA?le, 2013), La Venus Negra (VA�nus Noire, 2010), CuscA?s (La graine et le mulet, 2007) y La escurridiza (L’Esquive, 2003). Con CuscA?s ganA? el Premio Especial del Jurado en la Mostra 64, ademA?s de dos Premios CA�sar a mejor director y mejor pelA�cula. Con La vida de AdA?le ganA? la Palma de Oro en Cannes y obtuvo el premio FIPRESCI. Este aA�o estA? participando en la selecciA?n oficial del Festival de Venecia con su A?ltima pelA�cula: Mektoub, My Love: Canto Uno (2017), una adaptaciA?n de la novela de FranA�ois BA�gaudeau: La Blessure, la vraie (2011).

La filmografA�a de Kechiche se ha caracterizado por tratar dramas de individuos que, por ciertas condiciones, tienen problemas para integrarse en la sociedad en la que habitan, en este caso la francesa. La dificultad enA�La Vida de AdA?le estA? A�dada por la homosexualidad; en La Venus Negra por el racismo y el sexismo; en CuscA?s por la inmigraciA?n; en La escurridiza por el hecho de vivir en un barrio perifA�rico de ParA�s.A�TambiA�n es recurrente encontrar en sus pelA�culas personajes enmarcados en el contexto de la clase proletaria, como la familia de AdA?le o el caso de La escurridiza. Otra particularidad son los personajes africanos: La escurridiza tambiA�n entrarA�a aquA� como ejemplo, La Venus Negra, CuscA?s, e incluso Mektoub, My Love: Canto Uno. Por A?ltimo, en casi todas sus pelA�culas hay una representaciA?n de la mujer y de la feminidad, desde esta visiA?n de los individuos que de alguna forma u otra son marginados en su entorno social.A�

Otro de los temas que aparecen en la obra de Kechiche son los dramas amorosos entre jA?venes y el paso de la adolescencia a la adultez, como ocurre en La escurridiza y La Vida de AdA?le. Este tambiA�n es el caso de su A?ltima pelA�cula. La novela de BA�gaudeau, en la que estA? basada, cuenta la transformaciA?n de un adolescente que se convierte en adulto, a travA�s de un romance que ocurre en unas vacaciones en su pueblo natal en A�Saint-Michel-en-l’Herm. La versiA?n cinematogrA?fica de Kechiche ocurre en TA?nez, en un pueblo cerca del MediterrA?neo.A�El personaje principal es Amin, un joven guionista que en un viaje de vacaciones a la casa de sus familiares, se enamora de una mujer llamada Jasmine y conoce a un productor que accede a financiar su A?pera prima. El nudo de la historia es que cuando la esposa del productor parece mostrar un interA�s especial en Amin, lo obliga a decidir entre el futuro de su carrera y su nuevo romance.

L'Esquive, Abdellatif Kechiche

L’Esquive de Abdellatif Kechiche

Por otro lado, algunos de los aspectos visuales y metodolA?gicos mA?s destacados de la filmografA�a de Kechiche son: la estA�tica naturalista; el uso de tomas largas y planos intimistas que mantienen una A�cA?mara en mano siempre cerca de los personajes; la direcciA?n actoral basada en elementos de la vida real de los protagonistas, o en situaciones reales provocadas para las escenas; el trabajo con actores principiantes o sin experiencia y los metrajes extensos.A�De acuerdo con el director, cuando hace una pelA�cula no piensa en la duraciA?n sino que busca escuchar el ritmo que ellas mismas le piden sobre la marcha. Este acto de escucha, para A�l, resulta mucho mA?s sincero y espontA?neo, menos artificial. Hablando sobre su cine, en una entrevista para The Guardian, Kechiche afirma que su intenciA?n no es que sus pelA�culas se vean como la vida, sino que sean la vida misma: “Momentos reales, eso es lo que busco.”A�

Esta bA?squeda estA�tica lo ha llevado a desarrollar una metodologA�a particular a lo largo de toda su filmografA�a, que en principio podrA�a pensarse que es mA?s cercana al cine documental y no al de ficciA?n. Para empezar, no trabaja con las seA�ales de acciA?n y corte, sino que deja rodar la cA?mara sin hacer interrupciones que puedan llegar a romper la tensiA?n y la espontaneidad de las actuaciones. Por eso la duraciA?n de sus pelA�culas suele ser extensa: por la cantidad de material resultante y de planos secuencia que procuran omitir los cortes sobre acciA?n, para construir una sensaciA?n de realidad.A�Sin embargo, es curioso cA?mo el realismo no es algo que aparece ante la cA?mara de manera arbitraria y natural, sino que es algo que debe construirse y Kechiche tiene su forma de hacerlo. Por eso se le hicieron muchas crA�ticas en su momento al cine realista, porque de cierta manera detrA?s de la pretensiA?n naturalista siempre hay un artificio de A�lo real. Tal vez esa es una de las razones de la preferencia del director por el trabajo con no actores o actores principiantes. A lo mejor pueden adaptarse de manera mA?s natural a su forma de dirigir, ademA?s de que resultan mA?s coherentes con su estA�tica.

Lea tambiA�n:A�DIVERSIDAD SEXUAL EN EL CINE FRANCA�S : LA VIDA DE ADELE, DE ABDELLATIF KECHICHE (2013)

Por otra parte, Kechiche no utiliza planes de rodaje rA�gidos. SegA?n A�l, algunas escenas, como las de sexo o de comida, sA?lo pueden ocurrir cuando los actores genuinamente tienen el deseo fA�sico de hacerlo. Por ejemplo en el caso de la comida, A�l dice que espera a que los actores tengan hambre. Cuando finalmente ocurre, no puede hacer mA?s de dos tomas, porque el deseo fA�sico desaparecerA�a. La consecuencia de esto es que muchas veces puede llevar a sus personajes al lA�mite, para sacar sus impulsos e instintos naturales en pro del realismo de las escenas. ParadA?jicamente, para lograrlo debe acudir, necesariamente, a una especie de manipulaciA?n. SegA?n A�l, una parte fundamental de la preparaciA?n de sus actores es llegar a conocerlos de una manera profunda. En ese proceso en el que A�l intenta ver todas sus caras y aprender de lo que piensan y de su funcionamiento emocional, los actores pueden no darse cuenta de que al hablar con A�l de ellos mismos estA?n en medio de una preparaciA?n para una escena. De esta manera Kechiche consigue provocar situaciones que son reales y solo cuando ve que son lo suficientemente espontA?neas, sabe que tiene su toma. Ciertamente esta forma de dirigir tiene como resultado actuaciones excepcionales. Tanto asA� queA�La vida de AdA?le es la primera pelA�cula en la que las actrices principales reciben el premio de la Palma de Oro junto con el director. En una entrevista, la misma AdA?le afirma que siempre hay un ejercicio de manipulaciA?n entre el director y el actor, pero que eso no necesariamente es negativo sino que es saludable para la pelA�cula. HabrA�a que ver hasta quA� punto esa manipulaciA?n puede traspasar o no los lA�mites de la A�tica.

Para financiar Mektoub, My Love: Canto Uno, Kechiche decidiA? subastar la Palma de Oro de La Vida de AdA?le, ademA?s de parte del arte de la pelA�cula, que correspondA�a a una serie de A?leos. Se dice que la financiaciA?n de la postproducciA?n se cayA?, cuando el director resolviA? en medio del rodaje que querA�a hacer dos pelA�culas con el material filmado. Ciertamente sus metodologA�as y las decisiones repentinas que toma cuando descubre el ritmo de sus pelA�culas, son cosas que hacen que su relaciA?n con los productores sea difA�cil.

Pero, segA?n A�Kechiche, este no es el A?nico problema al que se enfrenta en la industria del cine. En un paA�s en el que hay varios actores A?rabes reconocidos, pero pocos directores, A�l siente que ha sido difA�cil ser aceptado en el medio francA�s. SegA?n A�l, no es una cuestiA?n A�tnica, sino que obedece a su clase social. AdemA?s, A�l acepta que su manera de trabajar no se ajusta a las reglas y convenciones del sistema, porque sus protagonistas no suelen ser estrellas sino que pertenecen a la clase trabajadora, o porque sus pelA�culas son muy largas, o porque no maneja tiempos y planes rA�gidos, o porque le gusta tratar temas controversiales que tengan que ver con conflictos sociales y polA�ticos vigentes. A�Ya veremos cA?mo lo recibe el Festival de Venecia con Mektoub, My Love: Canto Uno.

Mektoub My Love: Canto Uno, Abdellatif Kechiche

Mektoub My Love: Canto Uno, Abdellatif Kechiche

Lea tambiA�n:A�EL DIRECTOR DE a�?LA VIDA DE ADELEa�� ESTA? SUBASTANDO LA PALMA DE ORO PARA PODER TERMINAR SU PRA�XIMA PELA?CULA.

Fuentes:

 

 

 

 

THE END MAGAZINE