El Palazzo del Cinema vuelve a enfocar sus luces para que pase por allí lo más destacado del cine mundial. Así comenzó la versión 74 del Festival Internacional del cine de Venecia.

El Festival Internacional de Cine de Venecia comenzó en forma y de acá en adelante serán diez jornadas donde exhibirán 73 nuevas obras en su selección oficial, 16 nuevos cortometrajes, 2 series de TV e incluso 31 proyectos de realidad virtual. Esta variedad habla del espíritu que ronda la presente versión de la ‘Biennale’.  Por un lado exaltar la tradición del cine y de los escenarios. Su presidente Paolo Baratta, ha destacado como el hogar del festival, el mítico teatro Lido, ha tenido una serie de adecuaciones debido al paso del tiempo y esto ha sido visto como un renacimiento. El otro componente es unir a este legado del cine como patrimonio con las nuevas tecnologías, de ahí que este año se encuentre  la sección  Venice Virtual Reality, para proyectos en este campo. Ya lo indicó Baratta en la ceremonia de inauguración, “Venecia 74 nos lleva a un retorno a la historia nos invita a dar los pasos hacia el futuro, la fachada antigua del Palazzo y el Venice Virtual Reality”.

No te quedes sin leer: LA MOSTRA 74, ¿QUIÉN FALTA EN ESTE LISTADO DE DIRECTORES IMPERDIBLES?

venecia, festival

Presentación del jurado oficial del Festival de Cine de Venecia. Foto: redes sociales Biennale

Por la alfombra roja los primeros en  hacer su desfile fueron los miembros del jurado internacional, el cual preside la actriz estadounidense Annete Bennig. A ella la acompañan el director mexicano Michel Franco, el húngaro Ildikó Enyedi, la actriz Rebecca Hall, la francesa Anna Mouglalis, la actriz italiana Jasmine Trinca, el crítico anglo-australiano David Stratton, el director británico Edgar Wright y el cineasta de origen chino Yonfan.

La cinta inaugural que centró la atención de los reflectores y la presencia de los representantes más reconocidos de la industria, fue la estadounidense Downsizing de Alexander Payne. Su temática vinculada a una sociedad donde la tecnología permitirá reducir las personas de tamaño para combatir la sobrepoblación sigue ese espíritu del cual hablaba Baratta sobre las nuevas realidades mundiales.

Te puede interesar: UNA VIDA A LO GRANDE’, LA NUEVA PELÍCULA DE ALEXANDER PAYNE

A pocos metros de donde se exhibió la película de Payne, en la nueva Sala Darsena del Lido, como también es conocido el Palazzo, fue la inauguración de la sección Orizzonti.  Sin tantos reflectores, está sección tendrá la presencia de exponentes de cinematografías mundiales cuya propuesta estética es más arriesgada, convirtiéndose así en la sección y más prometedora de toda ‘La mostra’. Competirán 19 largometrajes en su categoría y por cortometrajes los escogidos fueron 14; incluido el corto colombiano Tierra Mojada de Juan Sebastián Mesa.

La cinta escogida para inaugurar l Orizzonti fue la cinta italiana Nico, 1988, de la directora Susanna Nicchiarelli.  Este biopic, a modo de road-movie, sigue los últimos años de vida del Christa Päffgen, conocida por ser una de las musas de Andy Warhol y cuyo nombre artístico da título a la película.

Famosa como integrante de la banda The Velvet Underground, Nico tuvo su máximo reconocido entre la década de los 60 y  70.   Nicchiarelli señaló que buscaba ir más alla de esa época para encontrar la madurez musical y personal que hubo en ella años después. Nico, 1988 la protagoniza la actriz danesa Trine Dyrholm, ganadora del Oso de plata en Festival de cine de Berlín en 2016, la cual también realizó la voz original de las canciones interpretadas en la cinta.

De lado latinoamericano, gran expectativa había generado la premier mundial de Zama, película de la argentina Lucrecia Martel, que se presentó fuera de competencia y que es la representación de este lado del continente más notable en esta edición. Zama está basada en la novela homónima de Antonio di Benedetto publicada en 1956. Narra la historia de Zama, un oficial de la corona española en época de la Colonia que se embarca en una expedición de búsqueda de criminal, luego de esperar por muchos años la carta real que lo retornará a tierra española.

Los primeros comentarios destacan el nivel narrativo y visual de la historia de Martel, reconocida por cintas como La ciénaga y La Niña Santa. Su presencia fuera de concurso parece ser el último punto para consolidar su cinematografía dentro de la escena mundial. Más allá del contexto histórico dice su autora, “Zama se hunde profundamente en el tiempo de los hombres mortales, en esta corta existencia que nos ha sido permitida”. Esto se traduce en que la historia y la geografía se convierten en elementos para transmitir a través de ellos los estados mentales de sus protagonistas.

Siguiendo los pasos de las películas inaugurales y el caso de Martel se puede comprobar como el festival ha buscado reivindicar los elementos ligados al cine como patrimonio pero mirando hacia las nuevas posibilidades temáticas y narrativas que dan las tecnologías. De hecho la gala inaugural fue transmitida por streaming y algunas cintas se pueden ver, pagando 4 euros en la plataforma https://www.festivalscope.com.

 

THE END MAGAZINE