Este domingo 17 de septiembre se celebrará la gala de premiaciones más importantes de la industria televisiva estadounidense. Las producciones más importantes de ficción, realitie, talkshow y demás compiten por la estatuilla dorada.

A pocos días de darle paso a la premiación más importante de la televisión estadounidense, las apuestas están reñidas con los diferentes shows tanto en comedia como en drama, que nos han cautivado los últimos meses. En especial es la categoría de miniseries la que se lleva los mayores halagos de este año, y es que HBO cautivó con Big Little Lies y Ryan Murphy no deja de crear “hit shows” en FX, esta vez con el caso de Feud.

Las categorías actorales aunque con variedad y con tramas diferentes, demuestran el nivel del arte interpretativo en la industria audiovisual norteamericana, cuyas producciones siguen dejando atrás a grandes personajes y shows como The Leftovers, The Young Pope, Legion y American Gods, pero incluso sin estas series ya hay un gran problema al escoger un ganador y es que el 2017 fue un magnifico año para la televisión.

En este artículo me centro en las categorías actorales, por ser en las que se da la mayor contienda y en las que mis apuestas no están del todo claras

The Handmaids Tale

Mejor actriz dramática

Viola Davis (How to Get Away with Murder)
Claire Foy (The Crown)
Elisabeth Moss (The Handmaid’s Tale)  GANARÁ
Keri Russell (The Americans)
Evan Rachel Wood (Westworld)
Robin Wright (House of Cards)  DEBERÍA GANAR

Ya hemos visto en otros años cómo la actuación de Viola Davis con sus pausas en medio de diálogos y sus movimientos corporales elegantes y tensionantes nos ha cautivado en la pantalla chica, pero es hora de darle paso a la nueva generación y reconocer la exquisitez interpretativa de Elisabeth Moss en The Handmaid’s Tale. El papel de June (que rechazó en un principio) la ha catapultado en el panorama actoral como una de las mejores, y es que este drama político es perfecto a la hora de combinar la visión feminista de Margaret Atwood con un estilo cinematográfico e inigualable arte dentro de la serie. Es tal vez uno de los roles en los que las miradas son más invaluables y por este hecho podría ser galardonada como mejor actriz. Más allá del performance debemos entender que escoger a Moss es la opción políticamente más interesante para la academia de la televisión, ya que en los Estados Unidos de Trump, donde se ha buscado reducir los fondos del Plan Parenthood y se ha desprestigiado el rol de la mujer en la sociedad, esta constituiría una clara respuesta al gobierno actual.

Si dejamos a un lado la política y nos centramos en actuación, entonces deberíamos darle reconocimiento Evan Rachel Wood, quien en su interpretación del robot humanoide Dolores presento una combinación de emociones que cambiaban de forma continua a lo largo de los minutos y que la hace acreedora de un reconocimiento. Sin embargo es Robin Wright quien a mi gusto merece el premio, pues creó a una Claire Underwood imparable en House of Cards. Con ruptura de la cuarta pared, con esa fría mirada y la elegancia en el caminar, jamás un antagonista había estado tan lleno de maravillas en su paso lento por la serie hasta el estallido del clímax en la quinta temporada.

Quizá te interese: THE HANDMAID’S TALE (2X1)

Westworld

Mejor actor dramático

Sterling K. Brown (This Is Us)
Anthony Hopkins (Westworld) GANARÁ y DEBERÍA GANAR
Bob Odenkirk (Better Call Saul)
Matthew Rhys (The Americans)
Liev Schreiber (Ray Donovan)
Kevin Spacey (House of Cards)
Milo Ventimiglia (This Is Us)

Dejando a un lado al gran actor que Kevin Spacey siempre ha sido y todo lo que ha demostrado en House Of Cards, este año no asegura con su interpretación el Emmy a mejor actor. Por el lado del reparto de This Is Us, Sterling K. Brown fue magnífico en American Crime Story pero no tan sorprendente en su nueva serie, tal vez por el hecho de ser una historia muy melodramática. Milo puede ser un gran contendiente para la categoría pero continuando en el estilo melodramático no convence a la hora del reparto de premios.

Pero si hablamos de Westworld es allí donde podemos encontrar las mejores actuaciones y es nuestro apreciado Anthony Hopkins quien se llevará el premio. Es difícil a veces separar a Hopkins de la visión de Hannibal en la que muchos los recordamos y por eso su personaje del Dr. Robert Ford parece un poco más de ese frío, calculador e intelectual Hannibal Lecter, pero son estos roles los que lo catapultan como un perfecto actor de villanos, desquiciados y genios.

Mejor actriz de comedia
Pamela Adlon (Better Things)
Tracee Ellis-Ross (Black-ish)
Jane Fonda (Grace and Frankie)
Lily Tomlin (Grace and Frankie)
Allison Janney (Mom)
Ellie Kemper (Unbreakable Kimmy Schmidt)
Julia Louis-Dreyfus (Veep) GANARÁ y DEBERÍA GANAR

La reina actual de la comedia tiene nombre y en el pedestal de este título está escrito Julia Louis Dreyfus. Veep es uno de los mejores programas de comedia actuales; realizado a monocamara, posee una sátira política indiscutiblemente inteligente y perfectamente acomodada al actual gobierno de los Estados Unidos. El rol de Selina Meyers, cuya arrogancia, ego y vulnerabilidad atrapan a la audiencia, debe ser reconocido por los Emmys una vez más, a pesar de que grandes como Jane Fonda, Lily Tomlin y (el récord en Emmys) Allison Janney estén compitiendo en esta categoría. De todas las nominadas es sin duda Julia la que recoge el mejor ritmo cómico. ¿Qué se puede esperar de una actriz que ha pasado por Seinfeld y The New Adventures of Old Christine. Ellie Kemper ha realizado un gran trabajo en Unbreakable Kimmy Schmidt, pero volviendo a la situación política actual de Estados Unidos, no hay nada más refrescante que darle el Emmy de nuevo a la protagonista de la mejor temporada de Veep.

Lea también: LOS MEJORES ROLES FEMENINOS DE LA TV 2017

Mejor actor de comedia
Anthony Anderson (Black-ish)
Aziz Ansari (Master of None)
Zach Galifianakis (Baskets)
Donald Glover (Atlanta) DEBERÍA GANAR
William H. Macy (Shameless)
Jeffrey Tambor (Transparent) GANARÁ

Jeffrey Tambor se ha convertido en un referente de comedia que la academia de televisión no dejará pasar desapercibido por su historia de un transgénero de edad avanzada. Es un trabajo cómico premeditado y muy bien construido por Jill Soloway, quien no deja de enviar un mensaje fuerte y claro dentro de una serie que bien podría estar en la categoría de drama. Sin embargo, Donald Glover, ganador del pasado Golden Globe a mejor actor de serie cómica, ha demostrado su grandeza actoral en una comedia interesante de hombres de clase media y media-baja que intentan sacar a sus familias adelante. Tal vez los Emmys nos sorprendan y nos den la respuesta que todos queremos.

Mejor actriz de miniserie
Carrie Coon (Fargo)
Felicity Huffman (American Crime)
Nicole Kidman (Big Little Lies) GANARÁ
Jessica Lange (Feud)
Susan Sarandon (Feud) DEBERÍA GANAR
Reese Witherspoon (Big Little Lies)

La categoría más reñida de la temporada se disputa entre las miniseries, especialmente en la categoría femenina. Traídas desde la pantalla grande, Feud y Big Littles Lies fueron las miniseries más enriquecidas de talento en esta temporada, y es que Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Susan Sarandon y Jessica Lange son los grandes nombres que deleitaron la pantalla chica y la competencia más certera a los Emmys, sin quitar el enorme valor del trabajo de Felicity Huffman y Carrie Coon.

Big Littles Lies sorprendió a la crítica al presentar una historia cotidiana de mujeres fuertes pero a su vez vulneradas por la sociedad y sus familias. En ella, Nicole Kidman representó el papel de la esposa abusada física y sexualmente por su esposo, con escenas fuertes y actoralmente retadoras que harán que la academia se incline su balanza hacia ella, más que hacia la representación cotidiana de una mujer obsesiva y controladora con sus hijas y esposo de Reese Witherspoon, quien con una gran naturalidad representó el papel de esta madre de familia.

En el caso de Feud, Jessica Lange nos demostró la vulnerabilidad de una reina de Hollywood como Joan Croawford dentro de una industria misógina y que olvida con los años, pero es la transformación de Susan Sarandon con la interpretación de la dramática y talentosa Bette Davis quien se debería llevar el premio a mejor actriz, sin duda alguna. Es por ello que a pesar de que Big Little Lies sea la miniserie reina de esta temporada, Feud no puede pasar desapercibida, y es esta la única categoría donde todo parece aún ser incierto. 

Lea también: NOMINACIONES A LOS EMMY 2017: LISTA COMPLETA

Mejor actor de miniserie
Riz Ahmed (The Night of)
Benedict Cumberbatch (Sherlock: The Lying Detective)
Robert De Niro (The Wizard of Lies)
Ewan McGregor (Fargo) GANARÁ
Geoffrey Rush (Genius)
John Turturro (The Night of)  DEBERÍA GANAR

The Night Of  ha sido una gran apuesta de HBO, en la que se demostró una gran capacidad de relatar de una forma fiel el sistema judicial de Estados Unidos, en el que ser inocente pasa a un segundo plano y las apariencias se apoderan de todo. Los escenarios nos presentan cárceles llenas de afros, latinos y árabes. Islamofobia por donde se pise y, sobre todo, el espíritu post 11-S de odio y rabia hacia el forastero. En ese mundo vive el abogado John Stoneno, un malhumorado personaje que merodea por cárceles y juzgados en busca de pequeños delincuentes a los que defender para ganarse el día. Un personaje de una delicadeza y fuerza que solo un actor como Turturro podría crear en medio de esta compleja historia.  

Pero es Ewan Mcgregor quien crea los personajes más envolventes con su interpretación de Ray y Emmit (los hermanos Stussy). Para la realización de Ray, el actor tuvo que subir de peso y mostrar un personaje fuerte y malo con los demás pero sumamente enamorado de Nikki, con quien forma una gran pareja. Y a su vez, tuvo que asumir el personaje de Emmit, un capitalista cuya mente y ojos en el dinero busca exprimir hasta el último centavo para conseguirlo todo. A la academia le gustan las transformaciones de los personajes y más cuando son retadores e imponen al actor una interpretación diferente; es por ello que apuesto todo a Ewan en Fargo.      

THE END MAGAZINE