Un reportaje exclusivo e inédito en español con el equipo de ESO desde el set de filmación de la miniserie original.

Stephen King's IT

Por Steve Newton.

(Publicado originalmente en Fangoria #98. Noviembre de 1990)

Traducción de Mauricio Vargas.

Como cualquiera que haya leído It puede decirlo, esta novela de 1986 sobre un furtivo monstruo devorador de niños no es una lectura rápida —a no ser que uno esté en las lecciones de lectura rápida de Evelyn Wood—. Como es un tomo tan grande, parece acertado que la locación donde la novela está siendo transformada en una miniserie de dos partes para la ABC es la vasta extensión de The Bridge Studios, en Vancouver.

Una tortuosa caminata desde el estacionamiento hasta el Estudio 3 nos puso cara a cara con George Horie, el amable director de producción del proyecto. Mientras Horie va en busca del director del filme, Tommy Lee Wallace (Noche de miedo II y Halloween III), un paseo alrededor del estudio ofrece un vistazo a algunos de los sets que han sido construidos bajo la supervisión del diseñador de producción Douglas Higgins. Hay un espacio decorado como un baño antiguo; un gran cuarto de duchas de una escuela; una auténtica recreación de una recámara de alcantarillado, con tubos y drenajes interconectados, y la más dominante estructura: una caverna de sesenta pies de altura, hecha de yeso y madera, llena de cráneos humanos y capullos con cadáveres colgando de enormes telarañas.

«Nosotros la llamamos “La madriguera”», dice Wallace, una vez hemos sido presentados. «Es allí donde Eso tiene su hogar. Hay muchos sets aquí; hemos trabajado a lo largo de innumerables locaciones y ahora, finalmente, estamos de vuelta haciendo nuestro trabajo más monstruoso, además de algunos de los clímax de ambas historias: la de los niños y la de los adultos.

Para los que no lo saben, It cuenta la historia de un grupo de niños de un pueblo pequeño, quienes se enfrentan a una mortal fuerza sobrenatural, la vencen y luego son llamados treinta años después para enfrentarse de nuevo con ella. El reparto de los adultos para esta producción de once millones de dólares tiene varias estrellas recurrentes y retiradas de la comedia: John Ritter, Richard Thomas (Johnny Boy), Tim Reid (WKRP), Harry Anderson (Night Court), así como a Tim Curry (Rocky Horror), Annette O’toole (El beso de la pantera) y Dennis Christopher (Fundido a negro). It se estrena en noviembre.

Échale un ojo: It podría conseguir 50 millones de dólares en su estreno

Losers Club Stephen King's IT

Después de un tiempo, Wallace es llamado al set de las duchas, donde Adam Faraizl —quien interpreta la versión infantil del asmático Eddie Kaspbrak— es amenazado por media docena de tubos que salen de las paredes como perversos flamingos de metal. Con una toalla alrededor de la cintura, Faraizl retrocede con los ojos abiertos, grita y huye del lugar, no antes de que Wallace se asegure de haber obtenido suficientes tomas.

Diez minutos después la acción se desplaza al set del baño antiguo, donde Wallace pone a prueba al grupo de seis jóvenes actores en una escena en la que la heroína Beberly, interpretada por Emily Perkins, muestra a sus amigos del «Club de los Perdedores» la sangre que ha embadurnado su baño y que solo ellos pueden ver. Siguen varias tomas antes de que la actuación de los chicos sea satisfactoria para Wallace, quien los guía con amables instrucciones y parece terriblemente paciente en todo momento. Trabajar con todos esos niños no es fácil.

«Toma más tiempo», admite Wallace, respirando profundamente. «Y casi no contamos con suficiente tiempo en este rodaje. A menudo hay momentos críticos. Pero ellos están dando el ciento por ciento y algunas cosas realmente maravillosas están saliendo de todo esto».

Wallace se aleja de nuevo, esta vez para supervisar cómo se hincha un globo de sangre en el lavamanos del baño. Una explosión precisa expulsa un chorro muy real de líquido rojo hasta el espejo sobre el lavabo al otro lado de la pared. «Quien sea que tenga que encargarse de la sangre, venga a ver esto», indica Wallace, y mientras el equipo se maravilla por el efecto preciso de la bomba de sangre, Johnathan Brandis, que comanda el grupo de actores infantiles, nos da una pequeña entrevista en la comodidad de su camerino. (Breve, en comparación con la de los actores adultos, todos quienes —con excepción de Tim Curry— ignoraron nuestras peticiones para entrevistarlos).

Brandis interpreta al joven Bill Denbrough, el tartamudo líder del «Club de los Perdedores», quien crecerá para convertirse en un exitoso novelista de terror. Los fans del género quizá recuerden a Brandis por su papel de hijastro en El padrastro II (Stepfather II, 1990); él fue quien acabó con Terry O’Quinn usando un martillo. Pero aquello fue un juego de niños comparado con su trabajo en It.

«Una de las razones por la que esta película es más difícil es que debo tartamudear», explica el actor de 14 años. «Y eso es algo realmente difícil, que nunca advertí cuando hice la audición. Me dijeron que debía tartamudear y pensé: “¡Hey, no puede ser tan difícil!” Pero tuve que recibir entrenamiento en el set porque fue realmente duro».

Antes de estar en It, Brandis estuvo cinco mese y medio filmando La historia interminable II (The Neverending Story II: The Next Chapter, 1990), de George Miller, en la que se quedó con el papel principal del lector y aventurero Bastian. «Toda esa película fue puros efectos», dice entusiasmado. «Por cinco meses estuve mirando cosas que no estaban allí».

Brandis dice que el tiempo que gastó trabajando con O’Quinn en El padrastro II fue una relación divertida. Y no exenta de momentos extraños. «Él solía llegar al cuarto de maquillaje para practicar sus gestos de padrastro frente al espejo. Era muy extraño».

No dejes de leer: ¿Quién es en verdad Pennywise?

Pennywise 2

De vuelta en el set, Wallace, con sus gafas y larga cabellera, se nota más ansioso entre tomas. Creyendo que no estaría disponible por mucho tiempo, le hicimos una pregunta muy sencilla: ¿No fue muy difícil para el guionista convertir la «pequeña» novela de King en un guion?

«Sí», afirma Wallace sin equivocarse. «Pero Larry Cohen hizo un trabajo maravilloso de restructuración. Lo dividió en dos partes; la primera es la historia de los niños y la segunda es la de los adultos regresando al pueblo donde deberán combatir a la bestia».

Lawrence D. Cohen (no confundir con el Larry Cohen de It’s Alive), quien previamente adaptó a King cuando escribió el guion de Carrie, sabe que el enorme volumen de It puede hacer el trabajo más arduo. «El libro es un monstruo», dice el guionista de 42 años. «Tomar un libro de 1.130 páginas y hallar la manera de condensarlo y adaptarlo —tanto para televisión como para la duración que tendrá— es un verdadero desafío. Pero cuando los productores me lo propusieron, estaba loco por hacerlo, pues soy un gran fan del libro. Hay algo acerca de la novela que evoca una naturaleza épica, y la esperanza era preservar esa parte de la experiencia —incluso si ya no estamos en la tradición de Vientos de guerra (The Winds of War, 1983)».

Varias veces se habló de hacer del filme una serie de seis o incluso ocho horas, antes de que el formato de dos horas fuera elegido.

«Con el formato de cuatro horas, la historia se acomoda con precisión», dice Cohen.  «Son siete personajes. En el formato televisivo, un espacio de dos horas es básicamente dividido en siete actos, así que narrar el pasado de siete personajes y conocerlos como adultos en las primeras dos horas fue algo que se ajustó al formato por sí mismo. Las otras dos horas —segunda parte de la miniserie— nos muestran a esos siete adultos de vuelta en su hogar, encontrándose con el fantasma de lo que sucedió en el pasado».

«It es una obra de formación» añade Cohen. «Y lo que Steve hace increíblemente bien es abordar algo que muchos de nosotros en nuestros treinta y cuarenta sentimos: que en algún lugar en lo profundo, a pesar de la edad, somos todavía, de cierta manera, adolescentes».

Suena bien, Larry. Pero lo que los curiosos lectores en realidad quieren saber es si se eliminó mucho del gore que hay en el libro.

«Una buena cantidad», admite Cohen. «Pero pienso que la verdadera pregunta es cómo Tommy Lee Wallace terminará tratándola en la pantalla. Uno de los problemas con los que se lidia en televisión es que los criterios y prácticas están preocupados sobre poner a los niños en peligro, incluso si la naturaleza de esta novela trata, en efecto, sobre niños en peligro. Está cimentada en ese tema. Lo que hice, entonces, fue escribir el guion excluyendo algunas cosas, dentro de lo que los límites editoriales permitían.

Cuando se trata de la sangre y el gore en It, el supervisor de maquillaje y efectos Bart Mixon es el hombre con quien se debe hablar. Así como ayudar a desarrollar el maquillaje de payaso que Tim Curry luce para el rol principal de Pennywise, Mixon ha estado supervisando la creación de las múltiples encarnaciones de Pennywise, que incluyen a un hombre lobo, una momia y un cadáver descompuesto que ha estado en un lago por un largo, largo tiempo. Este último no dejó de causar revuelo entre los censores de la televisión.

«Este fue nuestro problema más grande», dice Mixon contrariado. «La cadena lee el guion y dice: “Bueno, pueden hacer eso y esto, pero no pueden hacer esto, y tienen que tener cuidado con esto”. Así que con este cadáver ellos dijeron: “No queremos algo como en Un hombre lobo americano en Londres, no queremos nada con carne colgante”. Ellos dijeron: “Los cazadores del arca perdida, eso sí está bien. Seco. Un cadáver seco es mejor”. Y Tommy Lee Wallace dice: «Bueno, el cadáver está en el agua, así que, a pesar de todo, estará mojado». Entonces, en lugar de carne, pusimos una especie de musgo marino colgando de él».

Continúa leyendo: ‘It’: El director Andres Muschietti prepara el guion de la secuela

Stephen King's IT 3

Mixon y el supervisor de efectos especiales Gene Warren fueron llamados a este equipo de efectos especiales por varios de los mismos de Fantasy II/Make-up Effects Unlimited, quienes trabajaron en Noche de miedo II: Kim McLouglin, Aaron Sims, Brent Baker, Norman Cabrera y Joey Orozco. Jo-Anne Smith, Sally Ray y J.C. Matalon también tienen su participación en el proyecto, que para Mixon es la primera gran responsabilidad que tiene a cargo desde su período de trabajo de año y medio como encargado del taller de Rick Baker en la enorme Gremlins II. Una película en la que Mixon deseó tener un trabajo más sustancial de efectos especiales fue Pet Sematary, en la que tuvo una ligera participación cuando Fantasy II hizo los efectos ópticos.

«Me hubiera gustado haber hecho todo», señala Mixon, «porque realmente me gusta el libro. Pero estuve un poco decepcionado con lo que hicieron en la película. Esa ridícula parte cuando el tipo está cargando al chico por la colina, se gira y ve que algo viene detrás de él. Bueno, en la historia original y en el guion, se suponía que era una cabeza de demonio. Así que Joey Orozco y yo —quienes esculpimos la araña para It— llegamos con un excelente demonio en un pentagrama. Pero la directora dijo: «No, no, Fred Gwynne es más aterrador. Dejemos que sea su cabeza la que ríe», y yo dije «¿Por qué?».

Aunque pudo haberse perdido su llamado a Cementerio viviente (Pet Sematary, 1989), Mixon tiene mucho más que hacer en este último proyecto sobre King. Una de las cosas que él espera pueda ser atractiva a la vista es la antes mencionada araña monstruosa. No se mostrará sino hasta el final, pero es, en efecto, responsable de sucias proezas a lo largo del filme.

«No puede ser cualquier cosa», explica Mixon. «Eso siente tus miedos y siempre está transformándose, así que al final, cuando podemos ver a It en su forma verdadera, es una araña gigante. Pero no queremos que la gente piense, “oh, es solo una gran araña”, por lo que lo primero que quisimos hacer fue darle una apariencia carnal. Básicamente, las arañas solo tienen exoesqueleto, ¿pero qué pasa si le pones carne encima? En lugar de esa apariencia acorazada, tiene pliegues y músculos por todo el cuerpo».

Brent Baker, encargado de hacer los moldes, es el afortunado que se arrastrará adentro de la maqueta de 12 pies, cuyas quince patas haría que Big Bob, el exterminador de Arachnophobia (Aracnofobia, 1990), salga huyendo a toda prisa. La criatura es manejada a control remoto, con mecanismos instalados por Dave Kindlon, y tiene extremidades que el titiritero controla desde el interior. Pete Kleinow, de Fantasy II, quien hizo la animación por stop-motion del robot de Terminator (1984), hará la animación para las escenas donde la criatura hace de las suyas.

Mientras Mixon y su equipo deslizan el cuerpo de la araña por su guarida, uno se pregunta cuál de los personajes tendrá que matar al monstruo. Mixon recuerda que es la fe colectiva de los personajes la que finalmente eliminará a It. Y arrancando su terrible y eternamente maligno corazón con las manos desnudas se logrará que no pueda volver lastimar a nadie jamás.

THE END MAGAZINE