Rey del serie B  y del cine independiente, Roger Corman tiene en la actualidad más de cuatrocientas películas, y a la honorable edad de 86 años no tiene la más mínima intención de detenerse.

Por: Lorenzo Ricciardi

Galardonado con un Oscar honorífico por su trayectoria cinematográfica en el 2009, el director y productor norteamericano Roger Corman es famoso por haber dirigido varias adaptaciones de las novelas de Edgar Allan Poe,  trabajar al lado de Vincent Price y descubrir directores del calibre de Francis Ford Coppola y Martin Scorsese. Tras abandonar la escena como director en 1971, – con un breve paréntesis en 1990 con La resurrección de Frankenstein (Frankenstein Unbound)– hoy en día es uno de los productores más prolíficos del cine norteamericano. Su talento no se discute y las ganas de seguir sorprendiendo al mundo no parecen desvanecerse.

Frankenstein unbound, de Roger Corman

Frankenstein unbound, de Roger Corman

L.R: Antes de empezar su carrera en el mundo del cine, usted obtuvo el título de ingeniero. ¿Por qué quiso cambiar completamente su vida?

R.C.: Empecé a tomar cursos de ingeniería y continué en la Universidad de Stanford trabajando en el periódico institucional. Ahí descubrí que los críticos cinematográficos que colaboraban con el periódico, tenían acceso a los cines del área circundante. Así fue que empecé a analizar las películas muy atentamente. Aunque yo iba al cine solo por diversión, el análisis cinematográfico me apasionó y así dejé a un lado la ingeniería. Quería graduarme pero sabía que mi destino estaba en el mundo del cine.

L.R.: Su primera película fue El monstruo del océano (Monster from the ocean floor, 1954). ¿Qué recuerda de esa experiencia?

R.G.: Estaba en Hollywood buscando trabajo y había escrito un guión titulado The house in the sea. Hablé con dos productores de Los Angeles que me propusieron  trabajar en la película gratuitamente, a cambio de poner mi nombre como productor en los créditos. Sabía que era importante figurar como tal en Hollywood, así que acepté. Como guionista y productor ejecutivo y asociado logré  recaudar $12.000 USD para realizarla. Después, la película se llamó It started  on the ocean floor.  Finalmente la vendí a una distribuidora, pero el título era demasiado ambiguo, entonces lo cambiaron a The Monster from the ocean floor.

Monster from the ocean floor, de Roger Corman

Monster from the ocean floor, de Roger Corman

L.R. Usted ha dirigido ocho películas basadas en los trabajos de Edgar Allan Poe. ¿Lo considera el escritor de terror más importante de la era contemporánea?

R.C. Pienso que Edgar Allan Poe, quien vivió en el XIX, anticipó el tema de la conciencia y de la inconsciencia. Décadas después, su trabajó se vio reflejado oficialmente en el mundo y por eso me ha atraído tanto.

L.R.: Usted ha trabajado con uno de los más importantes actores de cine de todos los tiempos: Vincent Price. ¿Qué recuerdos tiene de él?

Vincent Price

Vincent Price

R.C.: Fue una satisfacción trabajar con Vincent Price; era un actor talentoso, querido y muy divertido. Por ejemplo, hace tiempo, en El cuervo (The Raven, 1963), empezamos a incorporar algunos elementos de la comedia, porque no quisimos repetir cosas y Vincent era realmente bueno. También trabajamos con Boris Karloff y Peter Lorre. Boris era un actor británico clásico; Peter era conocido como Brecht en el Ensemble de Berlín y estaba en ese entonces trabajando con el método Stanislavski, basado principalmente en la improvisación. Vincent, por su parte, era capaz de actuar con ambos métodos.

Una mañana Boris vino a mí y me dijo: “Me aprendí todas las líneas, estaba listo para actuar y, de repente, Peter llegó y se puso a inventar frases y no supe qué hacer.” Entonces los llamé a los tres y le dije a Peter: “Adoro tu manera de actuar, pero en este caso trata de mantenerte dentro del guión”. Peter entendió y repitió perfectamente las líneas. Después, le dije a Boris que tratara de escuchar más lo que decía Peter. Y entonces, Vincent me dijo: “¿Te acuerdas de haberme pedido actuar de ambas formas?”

Roger Corman y Vincent Price

Roger Corman y Vincent Price

Quizá le interese: SE ANUNCIA SERIE DE DRÁCULA

L.R. En su extensa carrera ha dirigido y producido casi 400 películas, desde 1955 hasta hoy. Usted es el realizador de cine independiente con mayor éxito que Hollywood ha tenido. ¿Cómo es su relación con el Hollywood de hoy y qué cree que ha cambiado en el transcurso de los años?

R.C.: Hollywood me ha dado un Premio de la Academia por mi trayectoria cinematográfica, así que la relación es al menos decente. Ahora, a través de los años,  principalmente han cambiado dos cosas : la primera es en relación a los equipos, ya que los materiales técnicos modernos son más ligeros y compactos. En segundo lugar, la distribución es mucho más compleja. Antes, mis películas tenían una fecha de distribución en salas. Hoy, solo una película de cada diez alcanza a exhibirse en el cine. Las majors tienen el poder de la distribución,  entonces, desafortunadamente, las obras independientes se ven obligadas a renunciar a salir en salas. Mis películas llegan directamente a la televisión vía cable o satelital, o salen directamente en DVD. Eso sucede también con las películas de terror.

L.R.: ¿Cuál de sus obras aconsejaría a quienes no conocen su trabajo?

R.C.: Me han preguntado esto un par de veces y cada vez cambio de idea. Una película podría ser Intruder (1962), una obra sobre la integración en el sur de Estados Unidos. Después escogería una de las películas basadas en los cuentos de Edgar Allan Poe: El péndulo de la muerte (Pit and the pendulum, 1961) y La máscara de la muerte roja (The mask of the red death, 1964).

Quizá le interese: DIABLERO: UNA SERIE DE TERROR MEXICANA

Editado por Daniela Reyes.

THE END MAGAZINE