El sexto día de Venecia vuelca los ojos a su sección dedicada al futuro del cine. Orizzonti se enfoca en congregar trabajos de directores en ascenso que estén llenos de riesgo.

Después del estreno oficial del titánico regreso de Frederick Wiseman con su película EX-LIBRIS, de la que nos ocupamos en la entrega anterior, Venecia apuesta por los nuevos talentos.

En la sección paralela a la competencia de mayor importancia, Orizzonti, se estrenó Caniba, de Lucien Castaing-Taylor  Véréna Parave. Una película llena de riesgo, sin miedo a ver el lenguaje de frente y decidida a quebrar todas sus fronteras. La película es dirigida por el dúo que ya nos había traído el documental Leviathan, que seguía la expedición de un barco pesquero y que experimentó con las posibilidades narrativas y estéticas de un mundo corroído por la oscuridad pero redimido por la belleza que emergía de él. Su nueva película reflexiona sobre el significado desconcertante del canibalismo en la existencia humana a través de un hombre japonés, Issei Sagawa, y su misteriosa relación con su hermano, Jun Sagawa. La película también será exhibida en la próxima edición del Festival de cine de Toronto.

Caniba.

QUIZÁS LES INTERESE: TITANES EN VENECIA. DÍA 5

La otra película de la misma sección que tuvo su primera proyección pública fue The Cousin (Ha Ben Dod), de Tzahi Grad, un actor devenido en crítico. Quizás este filme está en las antípodas de Caniba. Esta es una comedia israelí que sigue el laberinto que pasa un empleado y su jefe por culpa de unas falsas acusaciones.

The cousin.

También se dieron cita los clásicos con la proyección de Los amantes crucificados, del maestro Kenji Mizoguchi y; Black Peter de Miloš Forman.

La programación también fue intensa y esta vez hubo estreno competitivo con cuota italiana. De las candidatas al León de Oro se estrenó Una famiglia, de Sebastiano Riso. Su primera película Più buio di mezzanotte (Darker Than Midnight) debutó en la Semana de la Crítica de Cannes. Un retrato intenso de un joven que se debate entre dos sexualidades, dos mundos. Su nueva película está protagonizada por Micaela Ramazzotti, Patrick Bruel y Pippo Delbono. La película se propone escarbar en los lazos que unen, casi que con una cinta desgastada, a una familia. Una decisión que termina por ser una avalancha de tragedias.

Una Famiglia.

Un día para la variedad y un cine para todos los gustos.

 

QUIZÁS LE INTERESE: EN VENECIA TODO ES RITMO Y VÉRTIGO. DÍA 4

 

THE END MAGAZINE