Las acusaciones de acoso sexual contra uno de los productores más influyentes de Hollywood se han convertido en una bola de nieve imparable. Despedido de la compañía que él mismo fundó (The Weinstein Company) y expulsado de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, Harvey Weinstein ha pasado de la cima del éxito al completo ostracismo. Y es que la lista de actrices reconocidas que han acusado al productor de taquillazos como Django o The Artist no para de crecer. Angelina Jolie, Cara Delevingne, Gwyneth Paltrow o Lea Seydowx son solo algunas de la treintena de estrellas que han señalado al productor en las últimas semanas.

Mientras, las voces masculinas de la industria han comenzado a hablar dejando entrever las prácticas de Weinstein parecían ser un secreto a voces en los bastidores del Hollywood de las últimas décadas. Matt Damon, a quien habían acusado de encubrir a Weinstein, ha declarado que «sabía que era un mujeriego, pero no a este nivel de depredación criminal sexual». 

Por su parte, el cineasta Quentin Tarantino afirmó tener conocimiento que varias actrices de Hollywood fueron acosadas sexualmente por el productor estadounidense y cofundador de The Weinstein Company.

El primer comentario realizado por Tarantino fue por un tweet publicado por la actriz estadounidense Amber Tamblyn, en el cual el cineasta dijo que se sentía “asombrado”, “con el corazón roto” y que necesitaría un par de días para “procesar sus emociones”.

Tal vez le interese: HARVEY WEINSTEIN, DE DIOS A MONSTRUO

En declaraciones dadas por el artista al medio estadounidense The New York Times, dijo que «sabía suficiente para hacer más de lo que hice». En la misma entrevista añadió que «había más para eso que los rumores normales, el chisme normal. No era de segunda mano. Yo sabía que hizo un par de estas cosas. Desearía haber asumido la responsabilidad por lo que escuché. Si hubiera hecho el trabajo que debería haber hecho entonces, no habría tenido que trabajar con él».

El ganador de dos premios Óscar añadió que «lo que hice fue marginar los incidentes. Cualquier cosa que diga ahora sonará como una excusa barata». Tarantino dijo que sabía sobre el acoso sexual que Weinstein había tenido con su exnovia, la actriz estadounidense Mira Sorvino y que conocía el acuerdo extrajudicial que existe entre la actriz Rose McGowan y el productor. A pesar de estos datos, el cineasta siguió trabajando con Weinstein.

Tarantino Weinstein

Tras la denuncia de actrices como Gwyneth PaltrowAngelina Jolie, Ashley Judd, Eva Green y Lena Headey de acoso sexual por parte del reconocido productor, el director estadounidense Oliver Stone salió a la defensa de Weinstein diciendo que está «condenado por un sistema de justicieros».

Por su parte, Darren Aronofsky ha declarado que «las agresiones sexuales, del tipo que sean, son inaceptables. Es ilegal. Y eso debe ser combatido por todos. Hombres y mujeres no deben tolerar eso en absoluto».

El pasado jueves se abrió una investigación en Los Ángeles. Según declaraciones de Drake Madison, el portavoz de la policía de Los Ángeles a la AFP, «la división de robo y homicidios entrevistó a una víctima potencial de agresión sexual que involucra a Harvey Weinstein (por un episodio) supuestamente ocurrido en 2013». La supuesta víctima, una modelo y actriz italiana de 38 años, quien pidió anonimato por temor a represalias y para proteger a sus hijos del escándalo, fue investigada por el diario Los Ángeles Times.

Weinstein ha negado las acusaciones en su contra y dice que las relaciones tuvieron consentimiento.

Le puede interesar: Tarantino pospondría su retiro con tal de dirigir ‘Star Trek’

THE END MAGAZINE