Repasamos lo mejor de la primera jornada del Primavera Club 2017, celebrado en la sala Apolo de Barcelona.

Ya viene siendo costumbre, que los mejores conciertos del Primavera Club son los que podemos disfrutar a primera hora. O al menos, en los que mas a gusto se está. Porque no es ni medio normal como a primera hora no hay casi nadie, pero a partir de las 21:00, La 2 de Apolo estaba a reventar. En cualquier caso, poder abrir la tarde con Favx, banda madrileña con claros guiños al grunge y post-harcore americano de los 90, fue toda una delicia. Estrenaban la remodelada sala 2 de Apolo, mucho mas aprovechada que la anterior, pero conservando la buena acústica que ya tenia. Y esto de la acústica fue importante, porque el trió sonó de escándalo ante el poco público que había querido “madrugar” para ir a verlos. Sonaron duros, contundentes, enrabietados. De esas bandas que te guste o no lo que toquen, da gusto ver en directo. En mi caso me gustaba lo que tocaban – y mucho- porque esas joyas que son Flowers of the west, Born in the 90s o soup son un cañonazo al estomago difícil de ignorar. Favx no esconden sus influencias, pero consiguen sonar puros, especiales, sin parecer una banda tributo de Converse. Y esto ultimo, para unos debutantes, tiene muchísimo merito. De lo mejor de la noche.

Primavera Club 2017. Día 1. Sex Swing revientan la sala

Aloha Bennets. Fotografia de Alba Ruperez

Poco después nos subimos a la sala principal a ver a Aloha Bennets. Con estos grupos siempre me pasa lo mismo. Son formaciones que suenan bien, agradables al oído,  aunque quizás demasiado para mi gusto. Eché en falta durante todo el concierto un solo tema que se saliese de la homogénea rista de canciones que nos presentaron y que forman parte de su primer Lp La jungla (2017). Bien, pero lejos de enamorar.

Primavera Club 2017. Día 1. Sex Swing revientan la sala

Sex Swing .Fotografía de Alba Ruperez

Aunque si hablamos de amor, tendríamos que nombrar a Sex Swing, la mejor actuación de toda la primera jornada del Primavera Club. Los británicos se subieron al escenario para tirar de distorsión dronera durante unos 50 minutos. Su concierto fue brillante, y en algunos momentos, casi místico. Este tipo de música puede repeler a cierto publico -de hecho, fue el concierto en el que menos gente hubo de largo- pero la complejidad del sistema de capas por el que funcionaban, las modificaciones mediante pedales y afinaciones extravagantes y el juego de luces, hicieron que estos tipos, por un momento, llegasen a recordarme a Sunn O))). Y eso son palabras mayores.

Primavera Club 2017. Día 1. Sex Swing revientan la sala

Gold Connections. Fotografía de Alba Ruperez

El concierto de Sex Swing se alargó más de lo estipulado, por lo que me perdí a Starcrawler, así que ya me quedé haciendo tiempo hasta Gold Connections. El colega de Will Toledo ( Car Seat Headrest) vino junto al resto de miembros del proyecto Gold Connections para presentarnos los temas de su EP homónimo. Rápidamente, me doy cuenta que estamos ante uno de esos grupos 100% primaveriles. Una no muy portentosa voz, nadando por encima de unas melodías pop agradables, pero nada destacables. Se vé que este grupo tiene talento, pero creo que aun les quedan un par de años macerando para tener canciones realmente destacables.

Primavera Club 2017. Día 1. Sex Swing revientan la sala

PAULi. Fotografía de Alba Ruperez

El siguiente en la lista fue PAULi, el británico colaborador en proyectos tan diversos e interesantes como los de Sampha o Damon Albarn. Se agradece al Primavera Club que haya propuestas que se alejen un poco del clásico combo guitarra + sinte, y PAULi por suerte lo hizo. Su concierto fue corto pero intenso, deleitando con esa mezcla de electrónica, soul y rap y creando muy buen ambiente entre el público, con el que incluso se bajó a bailar a la pista en algún momento. Los bajos son el epicentro de su música, y cuando estos sonaban asesinos y salvajes, fue cuando su actuación alcanzó las notas mas brillantes. Aquí hay talento, solo hay que pulirlo un poco mas.

Lee tambien : Las 7 joyas que no debes perderte en el Primavera Club 2017

Primavera Club 2017. Día 1. Sex Swing revientan la sala

DBFC. Fotografía de Alba Ruperez

Aunque nos pasamos por las agradables voces de Girl Ray y su música made Belle & Sebastian, decidimos acabar la noche con DBFC. El dúo -reconvertido a trió en directo- supo recoger el testigo de bandas como !!! para crear una fiesta amena y ochentera con temas como Disco Coco, Autonomic, o New Life. Con estas bandas suele pasar lo mismo, y es que para veinte minutos están genial, pero mÁs de cuarenta minutos de unos ritmos repetitivos hasta la saciedad, acaban cansando. No obstante, fueron un gran cierre para la noche y hacer la función de “cabeza de cartel” del día 1.

 

THE END MAGAZINE