“Lo que Hollywood diseñe hoy, lo vestirás mañana”, la historia del cine ofrece un ilimitado set de referencias para la moda, lo que garantiza que el estilo de la pantalla plateada siga siendo popular tanto en las pasarelas como en la calle. 

El cine y la moda han venido trabajando juntos desde hace décadas. Mucho se ha escrito sobre el mundo compartido del espectáculo visual, el diseño de vestuario en la narrativa y las colaboraciones entre los grandes nombres de la moda y el cine. Adicionalmente nos han enseñado, muy por encima,  que la moda influencia a todos a nuestro alrededor; sin embargo, cuando nos detenemos un momento a estudiar un poco de donde vienen algunos conceptos, colecciones, prendas o accesorios, empezamos a notar que la influencia de estas vienen directamente de historias, personajes y mundos posiblemente creados hace mas de 40 o 50 años atrás desarrolladas, dentro de otro espacio y para otro fin: el cine. Es esta influencia del cine sobre la moda que se ha venido haciendo más fuerte y los referentes se vienen mostrando mucho más puntuales y fáciles de reconocer.

La moda se trata de el “ahora” y lo “nuevo” y las películas sirven para ampliar este marco de tiempo, forjando nuestra visión del estilo “timeless” (intemporal) o “clásico”, concepto que hemos conocido y adoptado desde la decada de los años 20. Aunque hay muchos diseñadores que siguen este camino “clásico” también existen muchos que esquivan estos parámetros y convierten sus colecciones en una concentración de elementos fantásticos o fetichistas. Sea cual sea el estilo que quieran optar, el cine les da suficiente material para generar colecciones completas.

Para esta vez quise condensar un poco esta relación en tres diferentes géneros cinematográficos (basándome únicamente por mi gusto personal) y sus respectivas influencias dentro de la moda:

HORROR

THE CABINET OF DR. CALIGARI (1919)

Encabezando el movimiento expresionista Alemán y siendo el más clásico de los ejemplos de horror (sí, mucho antes de Nosferatu). El Dr. Caligari se ha convertido en un precedente importante y ha tenido una amplia influencia en la cultura popular, desde Tim Burton con El joven manos de tijera”  (Edward Scissorhands, 1990), pasando por el single de la canción de Bauhaus “Bela Lugosi’s Dead” hasta llegar al mundo de la moda.

El expresionismo alemán se caracterizó por su enfoque efusivo al momento de trasmitir emociones y deseos humanos. Estas emociones se tradujeron visualmente a la pantalla utilizando sets deliberadamente exagerados, acompañados de luces dramáticas para enfatizar el miedo que encapsulaban sus personajes en la narración. Y como todo personaje debe desenvolverse en su propia atmósfera, esto también hace parte de la elaboración y producción al momento de lanzar una nueva colección. Edificios distorsionados, telones de fondo y lienzos pintados intervienen en los espectáculos para completar el sello de fidelidad hacia la obra.

Films on Fashion

 

Diseñadores como Nicholas K, Alexander McQueen o Thom Browne y personajes como Karl Lagerfeld, entre muchos más, rinden homenaje a la película con colecciones y modelos enteros que se asemejan al diseño del decorado angular, distintivas siluetas y perspectivas sesgadas, características del film.

Films on Fashion

 

SUSPIRIA (1977)

Dario Argento es uno de los directores por excelencia dentro del cine “giallo” (amarillo), término que se refiere específicamente a un género particular de terror de suspenso italiano que tiene elementos de misterio y a menudo contiene ficción criminal, thriller psicológico, horror psicológico y, con menos frecuencia, elementos de terror sobrenatural.

En 1977 se estrenó Suspiria, film que  se ha convertido en una de las películas más exitosas de Argento, recibiendo elogios de la crítica por su estilo visual y estilístico, el uso de colores vibrantes y su banda sonora.

Aunque su estilo y su pasión por la violencia han recibido múltiples criticas, no cabe duda de que es uno de los directores más influyentes en su género. Suspiria ha sido el núcleo de inspiración de diversas casas de moda y diseñadores en general. En la colección AW15, Thomas Tait usó capturas de pantalla de Suspiria para adornar sus prendas de satén micro-plisado, y Louis Vuittonbajo el mando de Nicolas Ghesquiere, empezó su campaña SS15 usando pequeños fragmentos y algunas referencias del film, que se vieron reflejadas en las pasarelas la noche de su lanzamiento. Parte de la ornamentación de su colección se centró en la creación de una serie de vestidos que tenían como enfoque evocar los colores llamativos y vibrantes característicos del film.

“Trabajó tanto por la construcción y los detalles de sus películas, como la sangre que es tan roja que casi no se puede creer que es sangre”. – Nicolas Ghesquiere.

Films on Fashion

Thomas Tait : Colección inspirada en “Suspiria” de Dario Argento

CARRIE (1976) 

De Brian de Palma. “Carrie” fue la primera novela de Stephen King en ser publicada y la primera en ser adaptada para una película. Todos recordamos este clásico y a su protagonista, una chica tímida e impopular, que a pesar de ser el centro de malos tratos y bromas pesadas tiene el don de mover las cosas con su mente, lo que al final desencadenan una de las masacres mejor montadas dentro del cine de terror.   

Este año dentro de las pasarelas de Calvin Klein notamos una fuerte influencia de esta pieza, combinada con otro clásico del horror, igualmente importante en la historia del género, El bebé de Rosemary (Rosemary’s Baby, 1968), de Roman Polanski. Raf Simons, director creativo de Calvin Klein, ha confirmado que la base de sus diseños está inspirado no solo en los films sino específicamente en sus Scream Queens

La colección reúne una serie de “style choices” ,como el vestido de plumas rojas con detalles escarlata y detalles de malla rojos, los cuales evocan la icónica escena de Carrie en la noche del prom, cubierta de sangre de cerdo o el anorak azul bebé que se parecía a la versión gótica con un toque espacial del vestido de Mia Farrow en Rosemary’s Baby.   

Films on Fashion

 

Lea también: MEDELLÍN FASHION FILM FESTIVAL: EL EVENTO DONDE CINE, MODA E INDUSTRIA SE ENCUENTRAN

MISTERIO

FOXY BROWN (1974) 

El término “Dress to kill” se ha venido implementando dentro del cine desde los años 30’ y ha venido desarrollando y generando piezas inolvidables como “Foxy Brown” del director Jack Hill, reconocido también por ser una de las películas más representativas dentro del subgénero “blacksploitation”. Subgénero étnico que surgió en los Estados Unidos durante la década de 1970.

Aunque al inicio estas producciones recibieron fuertes críticas por crear personajes estereotípicos, fue gracias a ellas que nacieron los primeros héroes de color dentro de la industria.

Películas como Foxy Brown y Cleopatra Jones (1973) se destacan por resaltar personajes femeninos fuertes que luchan contra el clásico héroe de acción masculino norteamericano. Durante este mismo periodo, después del lanzamiento de Foxy Brown, US Vogue presentó a Beverly Johnson como la primera modelo negra de sus portadas.

Este periodo fue esencial dentro de la moda, ya que abrió una nueva puerta dentro del movimiento afro y desató una nueva ola de inspiración que continúa hasta el día de hoy. Algunos de los atuendos de Foxy Brown, como la chaqueta de cuero junto con el peinado afro, capturan la trayectoria y esencia de esta corriente que ha pasado de una revelación política a una tendencia de moda. 

Algunos diseñadores emergentes ha dado muestra de la la influencia de esta tendencia dentro de la moda de hoy. tal es el caso de Grace Wales Bonner, que desde el 2015 ha venido incorporando elementos del periodo del “blacksploitation” a sus colecciones, con el fin de darle forma a una hibridación entre sus exploraciones de identidad europea y africana.

Films on Fashion

 

SCI-FI

BARBARELLA (1968)

No podemos hablar de moda y cine sin mencionar al personaje iconico de Jane Fonda como Barbarella. Los atuendos plateados, figuras geométricas, colores metálicos y texturas que asimilan al aluminio, son características principales al momento de querer reconocer este género que ha estado revolucionando el cine, la música y la moda desde el siglo XIX.

Aunque en este caso la inspiración principal que usó Jacques Fonteray para el diseño de vestuario del personaje fue Paco Rabanne, su legado ha continuado manifestándose y Barbarella ha sido personificada por muchos personajes importantes de la industria, desde Kate Moss para una editorial de Elle en 1991 hasta Doutzen Kroes en Louis Vuitton y Balmain (Voge Netherlands 2015). Astronautas y los trajes espaciales han servido de inspiración para pasarelas como Dior AW2014-2015 y para Jeremy Scott en su colección SS17.

Films on Fashion

STAR TREK (1966) 

Para su colección otoño/invierno de 2017, Gucci creó un film corto inspirado en la serie original de Star Trek, la mítica saga de series y películas que estrenó su primer episodio en 1966. Añadiendo a su vez otros elementos de la ciencia ficción de los años 50 y 60, incluyendo El monstruo de la laguna negra (Creature from the Black Lagoon, 1954), Perdidos en el Espacio (Lost in Space) y El Valle de Gwangi (The Valley of Gwangi, 1969), con efectos stop motion similares a los “dynamation” de Ray Harryhausen y un OVNI que nos recuerda la película de 1986 El vuelo del navegante (Flight of the Navigator). Detrás de la cámara vuelve a ponerse Glen Luchford, el habitual encargado de capturar la narrativa de la firma y Christopher Simmons en la Dirección de Arte.

Los atuendos en el film fueron diseñados por Alessandro Michele, que compone una estética vintage muy marcada, combinada con toques retro-futuristas que dominan el escenario espacial propuesto en la campaña Gucci and Beyond (Gucci y el más allá).

El comunicado de prensa asegura que esta colección fue pensada para transportar al público a “un universo paralelo donde un elenco mixto de humanoides, alienígenas, robots y terrícolas se unen para la invasión Gucci desde una galaxia muy, muy lejana”. Así se resume el concepto interestelar que desarrollaron en esta campaña.

Lea también: FASHION FILM FESTIVAL MILANO: LA MODA Y SU BRILLO

Estos ejemplos son pocos, claro, ya que se nos escapan algunos como el debut de Oliver Rousteing para Balmain, una línea que parecía hacer alusión al mood de la película Thelma & Louise (1991), de Ridley Scott; Karl Lagerfeld hizo que recordáramos una historia debajo del mar cuando presentó una colección de Chanel, cuyo fondo musical era Florence Welch con la canción What the Water Gave Me, o Thom Browne cuando lanzó una colección que parecía ser la extensión del más reciente show de Steven Soderbergh, The Knick.

El celuloide y la moda tienen muchas más ramas y su trasfondo y contenido son muchos más amplios; pero solo basta estudiar un poco y fijarse mejor para ver cómo estas dos industrias trabajan siempre de la mano con el fin de crear y difundir su existencia paralela.

THE END MAGAZINE