Para el diseñador gráfico húngaro Tibor Kalman, el diseño es un lenguaje y su metodología principal radica en su uso particular; así lo entiende el diseñador colombiano Camilo Cornejo. De adelantada veteranía en el campo del diseño gráfico, su Curriculum Vitae, es solo una escueta demostración del aluvión de sus grandes facultades. Esto puede dejar perplejo a más de uno en un primer acercamiento, pero la forma de ser de Camilo Cornejo y la serenidad en su transmisión de conceptos lo ratifican como un paladín creativo que ha virado entre el mundo de la academia y del emprendimiento empresarial. Más que encerrarse en una abadía de principios teóricos férreos, la versatilidad de su ingenio se ha puesto al servicio de causas como la casa editorial de El Tiempo, el sector de la salud y el empoderamiento de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en comunidades vulneradas o al margen de las nuevas tecnologías. La multidisciplinariedad del diseño ha beneficiado la labor de Cornejo fortaleciendo los márgenes siempre evanescentes del potencial comunicativo del diseño gráfico. 

Camilo Cornejo

Es una empresa inaudita y fascinante recorrer el camino labrado por este diseñador bogotano a pesar de su edad. La bifurcación entre el mundo del Diseño Gráfico y Cornejo se daría de manera fortuita mientras estudiaba Diseño Industrial en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. Gracias a unas calificaciones impolutas, la universidad le daría la opción de realizar una doble titulación en Diseño Gráfico, paradójicamente Cornejo no se terminaría graduando de diseñador industrial, faltándole solo el proyecto de grado y depositaría toda su energía en su carrera paralela, el Diseño Gráfico. A partir del quinto semestre se lanzaría a la titánica tarea de hacerse un espacio en el voraz mundo laboral del diseño como freelance. En esa vorágine de búsqueda, Cornejo encontraría un espacio en la casa editorial El Tiempo, el portal más importante de noticias del país.

“Empecé en ese momento a trabajar en diseño web como diseñador junior –cuenta–, aprendiendo de grandes personajes como Juan Miguel Valbuena (Diseñador gráfico de El Tiempo y diseñador web del grupo Axesnet), una persona de la que aprendí muchísimo. Valbuena es una persona con unas capacidades técnicas altísimas de resolución, sobre todo en la parte de código. Con El Tiempo, en seis meses, llegó mi primer ascenso transversal. Ya no era simplemente formar parte del equipo de diseño grande del diseño web de la casa editorial, sino empezar a trabajar específicamente en portales como elempleo.com y tenerlos a mi cargo”.

Tal vez le interese: ARTE: LA PREOCUPACIÓN DE NO SENTIRSE ADENTRO 

No solo Valbuena sería una influencia capital en la experiencia adquirida por Cornejo. También un nombre tan rutilante en el panorama de las comunicaciones en Colombia como el de Andrés Felipe Buitrago (Jefe de operaciones en Millicon Digital Ventures y Director Digital de la casa editorial El Tiempo) tendría mucho que ver en el ascenso meteórico de este inquieto diseñador.

Pasados cinco meses, Cornejo velaba no solo por el diseño web de elempleo.com, un portal anexado a la casa editorial El Tiempo, que en su momento manejaba un flujo de setecientas empresas y donde se optimizaban procesos del manejo directo en recurso humano, postulación y oferta de vacantes, sino que también dirigió los procesos del diseño web de guiaacademica.com, guiasalarial.com y los portales de elempleo.com de Guatemala, Salvador, Perú, Costa Rica y Panamá. Como ente regulador, este joven diseñador, además de comandar y capacitar un amplio grupo de diseñadores con uno de los portales transaccionales para el ámbito del talento humano más grande del país, también incrementaría la cantidad de empresas suscritas, llegando a casi mil doscientas.

Ante estos buenos resultados, Cornejo dejó la parte operativa del gerenciamiento de diseñadores web para trabajar con el equipo argentino de Globant, contratado por El Tiempo para rediseñar elempleo.com a nivel latinoamericano (portal que se encuentra actualmente funcionando). Después de un año vertiginoso y de constante trabajo, saldada esta experiencia con Globant y El Tiempo, en el sendero de Cornejo se bifurcaría la academia.

Camilo Cornejo

La academia, como una especie de inquilino inquietante que deambula en las noches, trastoca el ejercicio creativo de Cornejo a partir del 2010, a través de Catalina Pombo, directora del departamento de Talento Humano del grupo editorial Planeta (Para ese entonces el grupo Planeta había comprado El Tiempo). Él mismo recuerda este encuentro fortuito como decisivo para su inserción en el mundo de la pedagogía. Así lo suscribe:

“Paulina Bayona me citó a una reunión y me dijo que algo definitivamente tenía que estar haciendo muy bien, porque las curvas de aprendizaje de los nuevos diseñadores que estaban hechas para cumplirse en más o menos tres meses, yo en un mes las dejaba listas. Me pidieron el favor de que replicará el proceso de capacitación en los periódicos y en las editoriales que tenía Planeta en España. Mi sistema consistía en lo siguiente: cuando yo empecé a trabajar en el ámbito web, le entregaban a uno las plataformas y le decían: ‘miré cómo hace, defiéndase’, sobre todo porque el diseño web tiene una particularidad, trabajar con los ingenieros. Ellos dan por entendido que todo el tema de código, cookies o Java está entendido por el diseñador, y en realidad no es así; nuestra función comunicativa es totalmente diferente. En ese caso lo que hacía era que si el horario de entrada en la casa editorial era a las nueve de la mañana, yo a los juniors los citaba a las ocho de la mañana, y la primera semana se sentaban conmigo a verme trabajar, y yo les enseñaba paso a paso cómo se hacían las cosas y la segunda semana hacía exactamente lo mismo, pero esta vez los sentaba y les decía: ‘Arranquen que yo los superviso’. Eso me permitió capacitar a las setenta y cuatro personas que estaban a mi cargo. De esa experiencia, Paulina me diría algo que nunca se me quitaría de la cabeza: ‘Dele uso a ese talento que usted tiene en el ámbito de la pedagogía y en la transmisión de conocimiento; enfocando los jóvenes mediante el arte y el diseño, se puede transformar país”.  

Comenzó entonces para Cornejo todo un periplo tocando puertas en diferentes instituciones hasta llegar a la Corporación Universitaria Unitec. Le explicó a Carlos Soto (hijo del escritor Fernando Soto Aparicio) Director del programa de Diseño Gráfico de ese entonces su interés de realizar un aporte al mundo de la academia. Soto, al ver la hoja de vida de Cornejo, llena de procesos exitosos previos, advierte que Cornejo tiene mucho más portafolio que algunos docentes del programa de diseño que llevan dictando cátedra más de diez años. Pero todavía un factor le siembra incertidumbre: la edad; le propone esperar un poco más de tiempo. Sin embargo, el vital y enérgico diseñador no espera más de seis meses y le vuelve a insistir: “Yo tengo algo que hacer por la academia”, afirma exaltado. Cornejo comienza su trasegar como pedagogo con la cátedra de diseño básico para los estudiantes de primer semestre en el horario nocturno, mientras sigue trabajando el resto del día en la casa editorial. Instituyendo los modelos de capacitación de elempleo.com, con una evaluación docente casi perfecta por parte de los estudiantes y el cuerpo docente y con una exposición de gran nivel en cooperación con la Jorge Tadeo Lozano, universidad emblemática en el campo del diseño, Cornejo comienza a enseñar semiótica, lingüística e infografía web (su fortaleza cimentada en El Tiempo), y logra otra experiencia enriquecedora en el gran historial de emprendimientos de su currículo.

Lea también: “EL CINE PUEDE SER TERRIBLEMENTE ENDOGÁMICO”: JOSÉ LUIS GUERÍN

La experiencia de Cornejo es una de las pruebas de cómo el Diseño Gráfico, igual que un diapasón, deja una estela de resonancias en otros ámbitos. La pasión e inventiva con la que desarrolla su profesión lo lleva a trascender la labor comunicativa hasta un estadio que vira entre una docencia renovada y orgánica, en la que prima el estudiante como nodo central constitutivo de su praxis, y una perspectiva en el mundo laboral, que consiste en optimizar los procesos, como en el caso del sector de la salud. Cornejo consigue trabajar en el portal transaccional de citas por internet de Salud Total, con un equipo de doce diseñadores. Allí no solo facilita herramientas para potenciar procesos médicos sino que termina constituyendo el departamento de comunicación de Salud Total, eliminando la tramitación con terceros.

Tras dejar constituido el proyecto de Salud Total, ya en una profusa inmersión, Cornejo combina la enseñanza con la investigación en Unitec, con el aval de Colciencias. Su investigación sobre la temporalidad en los tiempos del diseño y la obsolescencia programada es un rotundo éxito, la cual sirve como paradigma para la Cámara de Comercio, que comienza a implementarla como un método de capacitación para nuevos empresarios. Insaciable en experiencias, el joven diseñador vuelve a emprender otra vieja faceta conocida: la de estudiante.

“En ese momento es cuando decido que también tengo que capacitarme –cuenta Camilo Cornejo–, y es cuando hago mi especialización en Gerencia de Diseño en la Jorge Tadeo Lozano, la cual culmino con una tesis de grado en la que hablo del producto y la rentabilidad del diseño en Colombia y la transferencia cultural. Me referí allí a las comunidades indígenas y a cómo se podía cambiar la percepción peyorativa de sus artesanías como un producto barato y potenciar sus saberes en la artesanía para generar un producto lucrativo, a través del cual se vieran beneficiados. Debido a los excelentes resultados en esta investigación, la Tadeo Lozano me invitó a ser parte de la planta docente en el ámbito de las especializaciones . Desde entonces vengo trabajando con ellos en el ámbito posgradual y de educación continua y en Unitec, enfáticamente en Pregrado e investigación; en la actualidad soy allí el Coordinador y Director para las prácticas universitarias en Diseño Gráfico”.

Camilo Cornejo, docente embajador de la marca UNITEC

Además de la experiencia de docencia posgradual en la Jorge Tadeo Lozano, Cornejo cuenta con la satisfacción de haber realizado tres exposiciones con curaduría y solicitud en espacios académicos. Específicamente en la galería Soto Aparicio, de Unitec, se realizó del 17 de septiembre al 29 del del 2017 un compendio de toda su obra como diseñador gráfico, especialmente su trabajo con las infografías, donde presentó 49 piezas infográficas de más de 200 realizadas como Coordinador en Diseño Web de la casa editorial El Tiempo.

Camilo Cornejo

Pero sin duda lo más loable es el promover el enfoque democrático de las tics y del empoderamiento de las personas más vulneradas para utilizar estos recursos esenciales en la educación. Esto se debe a que Cornejo se diferencia de sus colegas contemporáneos, en que el conocimiento que gener no se emponzoña en los dictámenes intrínsecamente académicos, sino que se vinculan a un impacto social, para lograr una lectura íntegra del recurso, con una retrospectiva favorable para la comunidad.

“He tenido estudiantes en condiciones vulnerables que han podido acceder a la educación por medio de la virtualidad –explica–. Es el caso de personas con bajos recursos en el Amazonas. En Leticia me solicitaban específicamente compartir con ellos las conferencias y las clases magistrales para que ellos de alguna manera pudieran reproducirlas a sus comunidades mediante mis redes sociales. Fue un trabajo muy interesante. Sé que en la maestría que pienso hacer me encantaría trabajar el caso de la reinserción de algunas personas que están en contextos que no les permiten acceder a una educación superior formal, como los presos. Me gustaría enfocar el ámbito de la educación en la población reclusa, que está imposibilitada a acceder a determinados conocimientos”.

Todos los estudiantes de Diseño Gráfico ven en Cornejo un vigía sagaz y experimentado. Ellos logran percibir que el docente que los guía ya ha pasado por la situación laboral real y puede hablar de hechos fácticos y no de situaciones abstractas. Dentro de las prácticas académicas como coordinador ha fortalecido el tema del emprendimiento forjado a partir de asesorías y con la construcción de un plan de desarrollo concreto. Esto ha cimentado múltiples casos de éxito. Uno de ellos estuvo relacionado con una familia de Boyacá que tenía conocimientos artesanales en la alforja; el impacto de este proyecto generó una viabilidad en la Cámara de Comercio de treinta millones de pesos para el arranque de su proyecto de producción, siempre rescatando en estas iniciativas las que promovieran los valores de la identidad colombiana. Al respecto Cornejo señala: “No haciendo tanto hincapié en el arte per sé sino en la artesanía”.

Este escueto retrato no pretende ser la hagiografía del caso particular de un joven polivalente y talentoso, sino una especie de recorrido basado en la sensatez de reconocer las capacidades de un Diseñador Gráfico que rompe los estereotipos sociales con la forma en la cual ejerce su profesión. Cornejo, con su bagaje en el mundo laboral y académico, ha sabido complementar estas dos islas que en un principio parecen inconexas en estos tiempos y fundirlas en un archipiélago enriquecedor; así, sus pupilos se nutren de sus experiencias y las empresas replican su manera fresca de optimizar los procesos. Tal sinergia es solo posible gracias a sus titánicos esfuerzos.

Es agradable conocer a un joven emprendedor que no reniega de sus tiempos sino que se adapta a sus cauces, y de paso como un navío se deja avizorar como referente para los demás. Generoso y de afable sonrisa, Camilo Cornejo se aleja a dictar una de sus tantas clases. Este joven de trasegar de anciano podría pasar como un estudiante de último semestre, pero en esos pasillos anda un caso particular de talento y humildad.

THE END MAGAZINE

  • Gise G. Lopez

    Me gustaría resaltar esa evolución de la que habla el artículo sobre el diseñador que comunica a una persona multidisciplinar capas de incluir sus conocimientos de la academia y transformarlos en enseñanza para el mundo laboral real y trascender no sólo como un diseñador sino un emprendedor y culturizador del deber ser de un diseñador.

  • Jonatan Rojas

    En su trayectoria como diseñador y profesor muestra su trabajo por el cual a llegado a ser la persona que es hoy en día.

  • Julian Mauricio Tatau

    Increíble como la dedicación, constancia y pasión puede llegar a transformar la manera de percibir la vida de una persona y transformarlo a su gusto. Todo parte de un sacrificio y una recompensa y la manera de desempeñarse se como profesional le ha otorgado muchas posibilidades y oportunidades.

  • Jair Jami

    Importantísimo dentro del proceso de los nuevos profesionales el enfoque hacia el ámbito productivo es vital y en cada clase magistral busca sumergirlo desde la teoría.

  • Tatiana García

    la dedicación y la pasión hacen que sea un gran profesional en el que nosotros los estudiantes nos podemos guíar y tomar como ejemplo la constancia y el sacrificio que pueden hacer que podamos demostrar nuestro talento y ser recompenzados por ello.

  • Nicole Aranguren

    Durante el proceso académico es importante vincular el ambito laboral, saber lo que pasa en la vida real, prepararse no solamente en la parte teórica, sino también en la práctica, porque es allí donde se aprende a afrontar los proyectos. Indudablemente el poder combinar lo aprendido con algo nuevo que complemente, te brinda estar en el medio, el diseño está en constante cambio, es por esto que es importante mejorar cada vez más.

  • Daniel Diaz

    Es muy interesante como Camilo crea diferentes herramientas desde el pensamiento y convertirlo en forma de comunicacion para que al estudiante esto le sirva y cuando se enfrente al mundo real tenga argumentos para crecer cada dia como comunicador y por eso Camilo ha techo tanto sacrificio en tener esto como estructura en sus clases.

  • Angie Tatiana

    El emprendimiento y crecimiento tanto personal como laboral son algo que lo identifican , dentro de su labor como docente despierta en nosotros ese deseo de comernos el mundo como diseñadores.

  • Aleja P

    Se ve en su manera de desempeñarse la dedicación y esfuerzo que le pone a cada cosa que realiza y es esto lo que lo tiene en el lugar donde esta y le ha permitido que se le den infinidad de oportunidades. Con esto le ayuda a sus estudiantes a tomar sus decisiones y que lo vean como un ejemplo de enseñanza.

  • yeimi morera

    Me parece interesante el crecimiento de Cornejo como diseñador, la facilidad para adaptarse a los diferentes medios, el esfuerzo y la dedicación en cada uno de sus proyectos, me parece muy positivo poder verlo como un guia y un apoyo en mi carrera y no como un docente dispuesto a brindarme el mismo conocimiento que ha transmitido de la misma manera a través de los años, es esa diferencia, la tranquilidad y la confianza que transmite lo que hace que me sienta curiosa y ansiosa de recorrer junto a el este pequeño fragmento de aprendizaje que en un futuro formará una parte importante en mi desarrollo como diseñadora gráfica.